ہ"Reinventamos el Hot Dog: Michael Blanco

 

ہ"Reinventamos el Hot Dog: Michael Blanco

src="http://www.revistalabarra.com.co/uploads/images/noticias/2014/Marzo_/elcebollerodos.jpg"
/>

50% amor, 50% buenos ingredientes esa es la fórmula de los dos socios y fundadores de la revolución del perro caliente en Bogotá, Andrés Nieto, chef, y Michael Blanco. El Cebollero es un lugar especializado en perros calientes, su fuerte está en la preparación de salchichas artesanales, dos opciones de pollo, dos de cerdo y una de res, que se renuevan cada tres meses.

Cada uno de los Hot Dogs de El Cebollero, lleva ensalada, bebida y un acompañamiento. El Cebollero, como lo dice el chef y como se evidencia claramente en el nombre de cada perro, es un recorrido de sabores y olores "El cebollero, no es el bus de Bogotá, sino el intermunicipal, ese en el que apenas uno se sube, se siente llegando al campo, un encuentro con los sabores, con los amigos, con la familia cuenta el chef recordando los viajes que hacía de pequeño a la finca de su abuela.

"Cuando decidimos montar el negocio, hicimos un estudio de mercado y la participación de la hamburguesa es del 80%, por otro lado sabemos que la gente de nuestra generación recuerda muy bien el boom de los perros calientes en los años 80´s agrega Michael.

src="http://www.revistalabarra.com.co/uploads/images/noticias/2014/Marzo_/michelblanco.jpg"/>

Aparte de los retos conceptuales, Andres y Michael, se enfrentaron al montaje total del restaurante. Iniciaron por la estrategia y su primer desafío fue elegir la mejor ubicación "Vimos todas las zonas gastronómicas, centrales, de diferentes estratos económicos, con alto flujo de personas, buscamos por el Parque Central Bavaría, la Macarena y Usaquén. Pero son arriendos supremamente elevados, finalmente dimos con este local en la 97 que tenía tres años sin arrendar por lo que tuvieron que hacer, ellos mismos, muchos arreglos locativos "El local era un parqueadero que nos tocó adecuar para poner la cocina, el piso y los baños.

El principal acierto de su decisión estuvo en seleccionar un local de precios cómodos, en un lugar estratégico "Creo que diariamente se cierran o quiebran tantos restaurantes porque los costos fijos son muy altos, elevadísimos, y no le dan la oportunidad al pequeño empresario de salir a delante''. Agrega Michael.

Después de varios meses de abierto, Andrés cocinero del Instituto Argentino de Cocina y ex cocinero de Donostia, y Michael creativo gráfico por más de 5 años de una central de medios, han hecho de El Cebollero la oportunidad perfecta para construir su propia marca. "Lo que nos impulsa es ver las sonrisas de las personas, ver que les gusta, aparte hemos hecho muchos amigos, eso es lo que alimenta cada día esta visión puntualiza.

Por: Laura Micaham @lauronica

Categories: 
Compartir en Twitter

Código general

Encima