Sin color no hay clientes

 

Sin color no hay clientes

El uso de los colores en los negocios juega un papel imprescindible, es por esta razón que tener claro el rol de éstos es clave, si lo que se quiere es ofrecer un espacio que se destaque no solo por su diseño sino por lo que este genera en los clientes.

Los colores cálidos (amarillos, naranjas y rojos) tienen un efecto estimulante y dan la impresión de que avanzan, que se adelantan de la superficie que los contiene. Esto provoca sensación de cercanía. Son colores vitales, alegres y activos.

 

Los colores fríos (azules, verdes y violetas), producen una impresión de reposo y calma que sin compañía de otro color, pueden dar efecto de poca intimidad y de tristeza.

La combinación de colores cálidos y oscuros ayudan a disminuir visualmente el espacio. En un esquema de líneas predominantemente horizontales; los colores cálidos sirven para aumentar aparentemente el tamaño de los muebles y elevar los techos, generando un ambiente hogareño, cómodo y tranquilo en donde sus clientes se podrán sentir a gusto y en confianza.

Imagenes vía: www.netpotur.com

Categories: 
Compartir en Twitter

Código general

Encima