¿Hamburguesas o sándwiches?

 

¿Hamburguesas o sándwiches?

A pesar de sus similitudes, la hamburguesa y el sándwich parecen estar en constante competencia por la preferencia del consumidor. ¿Cuál gana terreno en el mercado?

El negocio de comidas rápidas en Colombia ha crecido sustancialmente en los últimos años. Aunque los estudios han establecido que el 32,4 por ciento de las ventas de este segmento recae sobre las hamburguesas y el 9,5 por ciento sobre los sándwiches, ambos productos se han reinventado y han dinamizado la categoría.

En el mercado, la oferta de restaurantes es cada vez más amplia y las empresas se esfuerzan constantemente por desarrollar nuevos formatos, recetas y opciones diferenciales.

Hoy en día, las hamburguesas tienden a ser más versátiles; los sándwiches, más saludables. Existen unas tendencias claras en las que el consumidor busca salud, bienestar y experiencias alrededor de la gastronomía.

“En la hamburguesa se realizan mezclas de carnes premium, nuevos tipos de salsas y técnicas de cocina de vanguardia”, explica Andrés Cardona, chef ejecutivo de Unilever FoodSolutions.

“Vemos el regreso de lo auténtico: carnes gruesas, términos de cocción e inclusión de ingredientes diferenciados. Es una visión más gourmet de la tradicional comida rápida”, agrega Karla Torres, especialista en Segmentación de Mercados de Griffith.

Con respecto a los sándwiches, los restaurantes están experimentando con sabores, productos frescos y naturales para aquellas personas que desean alimentarse sanamente y salir de la rutina.

“En los últimos años, hemos visto una renovación en los sándwich. Se han presentado como alternativas saludables, desde los panes hasta el contenido. Vemos que esta tendencia está en aumento, tanto en los canales modernos como en los tradicionales”, asegura Juan Diego Ramírez, gerente de Mercadeo Institucional de Levapan.

La innovación en productos y servicios ha fomentado el crecimiento de los negocios de comidas rápidas. Franquicias como Subway lo hacen aceleradamente; en parte, por la agilidad del servicio, por sus precios económicos, por la facilidad para llevar y por la posibilidad de permitirle al cliente armar su propio emparedado en tiempo real y con sus ingredientes favoritos.

Compartir en Twitter

Código general

Encima