2016 será un año retador para la alimentación institucional

 

2016 será un año retador para la alimentación institucional

Con un dólar que ataca las ganancias y un cliente más exigente en la calidad de lo que consume, el año venidero plantea grandes retos para la alimentación institucional. El alto valor de la tasa del dólar y la caída notoria de los precios del petróleo en 2015 marcarán la pauta de acción para el próximo año en el segmento de alimentación institucional. Sin embargo, estos factores no son los únicos que deberán tenerse en cuenta en el plan del 2016. Producir una

alimentación balanceada es un reto que cada vez toma más protagonismo en las empresas de catering en Colombia. Ganarles la pelea a la empanada, los pasteles y las arepas es más difícil de lo que parece. Rafael Sarmiento, representante de Refrigerios de Colombia, lo expresa de esta manera: “Trabajar con comida saludable es lo más difícil de lograr, porque es más costosa y el perfil de las personas no es tan cercano a esa tendencia. Es más difícil vender una porción de fruta que una empanada”. Varias compañías han estado trabajando de manera mancomunada en este reto saludable, preocupadas por la salud de sus trabajadores, pero “es una lucha porque la cultura colombiana no está tan familiarizada con este tipo de alimentos. Hemos tratado de hacer campañas con estas empresas, pero eso también eleva los costos”.

“Hay empresas que se han ingeniado unas formulaciones de productos que pueden reemplazar todo lo que se traía de afuera, y ya hemos logrado 70% de cobertura a costo”, Rafael Sarmiento - Refrigerios de Colombia.

Para Adriana Ruiz, coordinadora del programa Equilíbrate de Sodexo, el cambio que se busca para el próximo año es llegar a una alimentación mucho más sana: “Como proveedores, nos hemos dedicado a estudiar mucho más, a tener más opciones sobre una alimentación más balanceada, que haya variedad y que sea agradable para el cliente. Lo que uno quiere no es solo llegar a segmentos saludables, sino de comida vegetariana. Diferentes tipos de alimentos que no todos consumen, pero que son importantes”. Ruiz asegura que algunos de los principales retos de la comida saludable son contar con un aporte calórico menor en las preparaciones y buscar texturas con diferentes tipos de hornos y planchas que mantengan los nutrientes y hagan de la presentación algo agradable.

¿Alianzas para enfrentar el dólar?

Pero producir comida saludable no es lo único que debe enfrentar esta industria para el 2016. Algunos protagonistas del mercado se alistan con toda una armadura de alianzas y modificaciones a proveedores para enfrentar el alto precio del dólar, con todas sus variables, y la caída del valor del petróleo. Sarmiento explica que por el aumento en el precio de la tasa cambiaria su compañía se ha visto impactada, pues se han reducido un 4% sus utilidades netas. Con sucesos como

“No queremos tener 200 clientes muy mal atendidos sino cinco muy bien atendidos. La idea es hacer alianzas con empresas y proveedores”, Rafael Sarmiento – Refrigerios de Colombia.

la subida del dólar, del combustible y el paro camionero, las empresas en lo primero que reducen costos es en el sector de alimentaciones, cuenta el representante de Refrigerios de Colombia. “El dólar afectó todo y buscar proveedores nacionales es muy difícil, pero toca dar la pelea y perder margen de utilidad. Nos hemos ajustado, hemos reducido gastos y hemos mejorado algunos costos de producción”, afirma Sarmiento, quien a su vez cuenta que una de las estrategias para reducir gastos es tratar de sustituir insumos importados por nacionales. “La producción colombiana es muy buena. Hay empresas que se han ingeniado unas formulaciones de productos que pueden reemplazar todo lo que se traía de afuera, y ya hemos logrado 70% de cobertura a costo”. Pero esta no es la única táctica: varias empresas del segmento están buscando aliarse entre sí para volverse más robustas. “Con los proveedores colombianos, para que podamos lograr la finalidad de los productos insumos y apoyarnos entre todos, el reto es tratar de seguir enfocándonos en los clientes. No queremos tener 200 clientes muy mal atendidos sino cinco muy bien atendidos. La idea es hacer alianzas con empresas y proveedores”, dice Sarmiento. Al parecer, la innovación en alimentos, presentaciones y alianzas es lo que primará en 2016, tácticas y estrategias para enfrentar el fuerte oleaje que trae la bipolar tasa de cambio, el sector minero-energético y una que otra sorpresa del mundo económico.

Compartir en Twitter

Código general

Encima