DESAYUNOS: ¿NUEVO OBJETO DE DESEO?

 

DESAYUNOS: ¿NUEVO OBJETO DE DESEO?

Desde las cadenas de comida rápida hasta los restaurantes a manteles, el desayuno se ha convertido en una opción para incrementar los ingresos mensuales y rentabilizar aún más tiempos y espacios del restaurante. El desayuno es sin duda una experiencia de casa, y es quizás uno de los pocos espacios del día en los que las familias están reunidas. Sin embargo, en los últimos cinco años este panorama ha cambiado; hoy es mucho más común vivir este momento en el restaurante. Un reto, no solo de cara al cliente, quien estará esperando que su gusto personal sea complacido, sino en cuanto a las inversiones que se incrementan en la operación, más aún si desde la concepción del negocio no se tenía pensado ofertar desayunos. Pero este no es el caso de Eric Kayser, una franquicia francesa especializada en panadería y pastelería, que desde el 2014 aterrizó en Bogotá. “Para nosotros el desayuno es un público importante, sobre todo siendo expertos en uno de los principales ingredientes que es el pan", afirma Ana María Reyes, gerente del establecimiento. En su opinión, esta es una tendencia importante durante la semana desde el punto de vista empresarial, pues los desayunos de trabajo son muy comunes. El fin de semana es absolutamente familiar, y se volvió costumbre salir a tomar el brunch, que es la manera como el desayuno ha llegado a otros horarios. “El desayuno representa para nosotros el 40 por ciento de los ingresos mensuales del establecimiento. Ha sido tal la acogida que hemos extendido el horario. En infraestructura no nos representó incremento en los costos, porque la capacidad estaba instalada”, agrega Reyes.

Compartir en Twitter

Código general

Encima