El cliente siempre tiene la sazón

 

El cliente siempre tiene la sazón

Las tendencias y el gusto por tener detalles únicos y novedosos conquistan a la clientela al momento de elegir el mejor catering que se ajuste a sus expectativas.

Lo que más le importa a un cliente que busca un servicio de catering o casa de banquete es la experiencia. No solo la decoración, la comida, o la forma en que se presta el servicio, sino lo que genera el conjunto de estos tres factores. Es decir, una experiencia congruente, coherente y, muchas veces, diferente y novedosa.

A esta conclusión llega Carlos Salgado, profesor investigador de Neuromarketing de la Universidad de La Sabana, quien ha realizado investigaciones para entender todos los factores implicados en el servicio de catering y la conexión del cliente con la experiencia que está recibiendo.

“Básicamente, lo que el cliente busca es una experiencia que relate sus propias emociones y que el servicio sea coherente con estas. Por ejemplo, en un matrimonio el cliente busca un momento mágico y el catering debe estar enfocado a responder esta idea”.

Hay dos factores muy importantes que se deben tener en cuenta en la psicología del cliente: la tendencia y la “neofilia”. La mayoría de clientes quiere que sus eventos sigan ciertas tendencias establecidas en el mercado de servicios gastronómicos, es una forma de sentirse parte de una sociedad y de integrarse con los omportamientos sociales que son tendencias. La “neofilia”, que es la búsqueda de lo novedoso, es un segundo factor que los clientes tienen muy en cuenta para tener una experiencia única y personal en su evento.

Las empresas que prestan servicio de catering y casa de banquetes saben que los usuarios buscan un balance perfecto entre la funcionalidad y la emocionalidad. Es decir, no solo que cumpla el requisito fundamental de prestar un servicio de atención gastronómica durante un evento, sino que además tenga una carga emocional. Ninguna de las dos debe exceder a la otra y ambas deben trabajar en conjunto para que sea un trabajo congruente con los deseos del cliente.

La mayoría de clientes quiere que sus eventos sigan ciertas tendencias establecidas en el mercado, es una forma de sentirse parte de una sociedad.

Es fundamental entender lo que quiere el consumidor para rentabilizar la organización de este tipo de eventos. Según Salgado, cuando se logran unir todos los elementos y que sean congruentes, la satisfacción siempre va a ir por encima de las expectativas. Lo anterior permite conocer y entender cómo funciona la psicología de cada cliente y permite responder a nuevas exigencias y retos. La magia del catering es que es un servicio maleable, que permite adaptarse a los cambios y exigencias del consumidor, por lo que sin duda alguna es un sector con un próspero porvenir.

Compartir en Twitter

Código general

Encima