EL ENTRENAMIENTO COMIENZA POR CASA

 

EL ENTRENAMIENTO COMIENZA POR CASA

Por Yudex Namen

Director General de Yas Constructor de Marca

Ya hace más de un año que escribí sobre si es mejor entrenar o capacitar. En la actualidad lo que se requiere es entrenar, esto se hace con el ejemplo, y el mejor ejemplo -y el más antiguo y conocido por todos- fue cuando Jesús lavó los pies de sus discípulos, pero en esos versículos me impactaron tres acciones: se levantó, se quitó y se ató una toalla a la cintura.

En toda empresa de catering se requiere tener procesos, guías y, sobre todo, servicio. Al conectar cada uno de estos pasos estaremos dando una imagen favorable o sencillamente no tendremos una segunda oportunidad.

Por eso esas tres acciones me impactaron, ya que si las ponemos en secuencia tendremos el mejor entrenamiento que podamos dar a nuestro staff a la hora de enseñarles y capacitarlos para cualquier clase de evento que debamos atender.

Como líder de un grupo de meseros, cocineros y barman, ese líder se debe levantar

tomando el control de toda la operación, sabe con qué recursos cuenta y qué personal poner en cada área del evento y tiene claro los tiempos. Con este ejemplo está demostrando que tiene conocimiento, bases sólidas en los temas relacionados con la operación y le da confianza a su equipo de trabajo.

Se quita toda camiseta o plaqueta que lo hace ser más que su equipo en cuanto a cargo

se refiere, esto en otras palabras es que no se aferra a esa posición, sino que se pone al mismo nivel de su grupo de trabajo, transmitiéndoles pasión, amor e igualdad al momento de atender el evento.

Al atarse una toalla, este líder limpia, seca, organiza y pone la cara ante cualquier situación que no espera, cuando las cosas no salen como se planearon y es necesario dar solución y respuesta a un cliente por algún error. Es tomar los problemas y enfrentarlos como propios, dando a su equipo de trabajo cobertura, protección y respaldo.

Si ponemos estas tres acciones en secuencia tendremos el mejor entrenamiento

que podamos dar a nuestro staff.

Cuando un hombre o mujer decide ingresar al sector de la restauración, y en especial al sector del catering - que es sinónimo de servicio-, va establecer sus lineamientos según la imagen y comportamiento de ese primer líder al cual fue entregado, de ahí se establece como primer paso que el entrenamiento comienza por casa, por los dueños, socios y gerencias. De esta manera se garantiza que todo el personal se levante, se quite y se ate a una visión, a una meta común.

Compartir en Twitter

Código general

Encima