El reto de convertir la cocina saludable en toda una experiencia

 

El reto de convertir la cocina saludable en toda una experiencia

Dos amigas innovaron con un concepto de restaurante de comida saludable que no existía en Barranquilla. Su idea, llenar de vida a sus comensales.

Catherine Rincón e Ibeth Galvis son dos amigas barranquilleras, administradora de empresas y abogada, respectivamente, quienes decidieron llevar a la realidad una idea emprendedora creando un restaurante de comida saludable en el corazón del norte de la ciudad. Con el nombre de Oliva, se lanzaron a la aventura de ofrecer una alternativa fresca y diferente para quienes que desean cuidar su alimentación.

Todo comenzó cuando ambas mujeres trabajaban en el sector bancario y empezaron a notar que debido a sus múltiples ocupaciones se les dificultaba almorzar en casa, hecho que las obligaba a comer recurrentemente en la calle.

“Después de un tiempo de esta rutina nuestra salud empezó a deteriorarse debido al

aumento del colesterol y frecuentes malestares causados por la gastritis, por lo que ambas decidimos hacer un alto en nuestro estilo de vida y cambiar nuestra alimentación. Así empezamos a ir a algunos de los restaurantes vegetarianos de la ciudad, pero pronto nos dimos cuenta de que, aunque profesaban tener comida saludable, esta no lo era y la oferta de platos era muy limitada”, afirman Catherine e Ibeth.

De esta manera empezó un proceso de siete meses de investigación y trabajo de la mano de diferentes chefs para crear el concepto.“En nuestra investigación de mercado visitamos algunos de los restaurantes vegetarianos o de comida saludable de Barranquilla y advertimos que las experiencias de sus clientes eran muy limitadas. Algunos de estos sitios solo abrían al mediodía y, más que una carta, tenían unos menús fijos para cada día. Esto nos dio pistas sobre la posibilidad de innovar creando un concepto de restaurante que no existía en Barranquilla y donde las personas pudieran disfrutar de una carta variada, con buenas combinaciones de ingredientes naturales”, afirma Ibeth Galvis.

Nunca nos imaginamos que lo que empezó como una búsqueda personal por mejorar nuestra salud se convirtiera en una idea de negocio innovadora y exitosa”.

Pero ¿cuáles son los factores que han hecho de Oliva en poco tiempo un referente de la comida sana en Barranquilla? La respuesta parece estar en la apuesta de sus creadoras, un lugar amplio y acogedor con terraza, una decoración sobria, una carta con cerca de 15 platos fuertes que se incluyen diferentes tipos de entradas, comidas rápidas saludables como pizzas de vegetales, platos vegetarianos y bebidas como zumos, gaseosas naturales y jugos curativos.

“Nunca nos imaginamos que lo que empezó como una búsqueda personal por mejorar nuestra salud se convirtiera en una idea de negocio innovadora y exitosa. Hoy hemos aprendido que del 100% la de clientes que nos visitan, 50% llegan a nuestros restaurante recomendados por otros clientes, 30% lo hacen porque nos conocen gracias a las redes sociales, y un 20% llegan porque el lugar les llama la atención”.

Compartir en Twitter

Código general

Encima