Experiencia alrededor del pan

 

Experiencia alrededor del pan

Siguiendo con la onda saludable está Amaranto, una escuela de cocina y panadería artesanal que se encarga de diseñar experiencias con el pan.

Aunque se trata de un alimento que podría considerarse básico, trae todo un componente ancestral que es el mayor reto de su propietaria Natasha Moreno Vásquez: “Queríamos sacar la técnica real del pan, que es un ritual de respeto, y ponerle unos equipos de alta tecnología. Somos un taller supremamente dotado. Tenemos varias líneas: la funcional, la

artesanal y la dulce. También están aquellos que impactan a las personas que tienen el encanto por cuidarse, la parte tradicional, ese pan que siempre quieren comer, y los momentos donde uno se deleita con algo dulce”.

Amaranto es un establecimiento especializado y, como tal, quiere rescatar los sabores locales, sustentándose en la técnica de un pan diseñado. Panes de papa, ajo, pimentones, zanahoria, son los sabores que ofrece en el día a día. Sabores como la guayaba y chocolate son infaltables.

Para Natasha, la clave de innovar está en capacitar: “Hay unos elementos fundamentales que son la tecnología y tener mucho conocimiento. No se trata de vender pan, sino de hacerlo, cuando está bien hecho la venta es una consecuencia”.

Compartir en Twitter

Código general

Encima