Trabajar ‘mano a mano’

 

Trabajar ‘mano a mano’

El ejemplo más evidente de la versatilidad del catering es su capacidad de trabajar dentro de hoteles. ¿Cómo debe ser su relación?

En los últimos años, muchos hoteles han pasado sus servicios de restaurante en lugares fuera de su operación a empresas de catering. Así, por ejemplo, una boda en una terraza es ejemplo de cómo el catering ha llegado a espacios que parecían de difícil acceso.

Pese a esto, existe un debate sobre si este servicio debería ofrecerlo internamente el hotel o subcontratar. Según José María Ajkay, jefe de artes culinarias del Programa de Gastronomía de la Universidad de La Sabana, uno de los mayores problemas que tienen las empresas de catering es la entrada del personal y herramientas de trabajo a las instalaciones del hotel por cuestiones de seguridad, lo cual dificulta la operación.

El catering, a diferencia de los hoteles, tiene un menú especializado dirigido más al target y los deseos del consumidor. Es por esto que este servicio es tan solicitado por parte de los clientes, pues al buscar una locación alternativa y diferente para hacer un evento, un hotel siempre será un buen lugar con una gran infraestructura. El trabajo mano a mano entre hoteles y empresas de catering es fundamental para prestar un servicio completo.

Compartir en Twitter

Código general

Encima