VALLUNOS ESTÁN OPTIMISTAS

 

VALLUNOS ESTÁN OPTIMISTAS

El sector de la restauración en el Valle del Cauca tuvo un cierre positivo. Empresarios están optimistas frente al desempeño de la región. Las franquicias se proyectan. El Valle del Cauca es una región con potencial de crecimiento, y donde el buen ambiente para el negocio de los restaurantes se percibe. Según Mario Copete, gerente general de Franquicias de Sándwich Qbano Ltda., “Cali ha venido mejorando mucho en su rendimiento económico. Todo el trabajo que han venido haciendo las administraciones se ha notado en la dinámica comercial. A pesar de que la economía no está pasando por el mejor momento, se ve que la región ha tomado un nuevo aire”. Las oportunidades que tiene el Valle parten

del fortalecimiento y de la unión de los diferentes gremios y del trabajo conjunto que se realice para la creación, conceptualización y realización de eventos existentes y de nuevos, para continuar con el posicionamiento de la región. Copete agrega que “hay expectativa, porque en términos de inversión muchos han postergado planes. Sin embargo, sabemos que hay cadenas que están ingresando al país y han visto a Cali como un foco para llevar a cabo modelos de franquicias, sobre todo en cadenas de comidas rápidas”. Sin embargo, los restaurantes a mantel, y las cadenas emergentes también buscan abrirse espacio. El sector de El Peñón, por ejemplo, se ha consolidado como un importante referente gastronómico de la ciudad. Puntos a mejorar Una de las apuestas importantes que tiene el sector en el Valle es continuar con los trabajos de profesionalización, así como fortalecer el vínculo con el gobierno departamental y nacional, con Acodres y con las escuelas gastronómicas. Los empresarios del sector deben buscar más apoyo del gobierno y de los medios, para permitir la visibilización de la región como un destino gastronómico. “Nuestra región es interesante por su diversidad de ingredientes y preparaciones”, comenta Martha Cecilia Jaramillo Salazar, gerente del Restaurante Ringlete y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica,

Acodres - Capítulo Valle del Cauca. En términos gastronómicos, también hay una tarea pendiente: fortalecer el trabajo en cocina regional y continuar trabajando con el mejoramiento de las diferentes cocinas que se encuentran en cada una de las zonas gastronómicas, de las zonas rurales y del mercado en general. “Queremos continuar con el trabajo con escuelas gastronómicas, con el fin de mejorar la calidad de chefs y ayudantes de cocina”, asegura.

Compartir en Twitter

Código general

Encima