¿Dónde está la guaca?

 

¿Dónde está la guaca?

¿Con ideas y sin dinero para ejecutarlas? Ese es el dilema de muchos emprendedores. Su proyecto puede llegar a feliz término si sabe dónde buscar.

Por | Felipe Cuadros Ruiz | Gerente Umami Cocina Estudio | felipecuadros@gmail.com

“¿Dónde está la guaca?”, Esta es la pregunta que nos hacemos todos a diario para poder montar el restaurante soñado que tenemos en mente. Nos hacemos esta pregunta muchas veces, casi el mismo tiempo que duraríamos buscando de verdad una guaca. No nos damos cuenta que nosotros somos la guaca. El mayor problema que cree tener un emprendedor en el momento de querer montar un restaurante, es de donde sacar la plata para hacerlo. Sea un proyecto de 30 millones, o bien, unos mas osados en este tiempo de 2000 millones.

Pues la guaca esta dentro de nosotros, una correcta actitud y mucho trabajo nos ayudará a encontrarla. Lo primero que debemos hacer es dejar de creer que el dinero es un impedimento para desarrollar ese proyecto gastronómico que tenemos en mente. Las ideas valen mas que los billetes, pero los billetes son muy necesarios para desarrollar grandes ideas; y con un correcto curso de las cosas podemos llegar a encontrar la fuente correcta de financiación. Hoy en día con el auge de las redes sociales vemos como pequeños emprendedores se están convirtiendo en grandes empresarios. Todos con algo en común: algún día decidieron dar el primer paso y volver su sueño realidad.

Convencidos de nuestra idea y con las cifras claras en un plan de empresa, algunas opciones que podemos explorar son:

Capital propio: Si este es su caso no estará leyendo este articulo, así que por favor pase al segundo punto. Sin embargo, es válido resaltar que seguramente así cuente con el capital propio para montar su restaurante, siempre es válido diversificar el riesgo y tener una contraparte para validar sus decisiones.

Inversionistas ángeles: En general, son personas adineradas que proporcionan financiamiento para una puesta en marcha porque buscan un retorno sobre la inversión alto. A diferencia de los capitalistas de riesgo, los inversionistas ángeles pueden utilizar su propio dinero para financiar puestas en marcha que consideran potencialmente rentables.

Familiares y/o amigos: Siempre cabe la posibilidad de cautivar a las personas cercanas con una buena idea, una correcta actitud emprendedora y con las cifras claras en un plan de empresa. Si esta es su opción, debe dejar todo lo mas claro posible en un contrato para que después no se enreden las cosas por la familiaridad, definir si es un préstamo o una inversión y saber que hay un factor de riesgo.

Capitalistas de riesgo: Ésta es una fuente de financiamiento en la que inversionistas adinerados, bancos de inversión y otras instituciones financieras invierten en una empresa o idea que creen que tiene un potencial a largo plazo, a cambio de un porcentaje en la propiedad de la compañía.

Capital semilla: Entidades sin animo de lucro que manejan recursos del estado para financiar proyectos buscando mejorar las condiciones regionales y nacionales. Para presentarse se requiere el aval del plan de negocios por parte incubadoras de empresas. Uno de los métodos de financiación más interesante, pero desaprovechado por el largo camino que debe recorrer el emprendedor y las dificultades a las que se enfrenta si el acompañamiento no es el adecuado.

Compartir en Twitter

Código general

Encima