La conquista costeña de Bogotá

 

La conquista costeña de Bogotá

Estrategas y aventureros, cada vez más restauranteros y grupos de restauración nacidos en la Costa Caribe colombiana le apuntan al interior del país como el polo de desarrollo de sus marcas.

Por | Redacción LA BARRA

Según cifras del Dane y su censo de 2005, Bogotá alberga 8.776.009 habitantes, de los cuales se estima que 205.028 son originarios de la Costa Caribe, cifra que a 2010 habría crecido a cerca de 305.000 según un estudio de la Universidad Nacional de Colombia. Estas cifras evidencian que para los costeños Bogotá es, sin lugar a dudas, la ciudad de las oportunidades.

Una de las muestras de ese interés por conquistar la tierra capitalina desde el sector de la restauración es la de el grupo El Sultán, de origen barranquillero y que, tras obtener el éxito en Cartagena y Barranquilla, desembarcó en Bogotá con su restaurante pizzería 'La Diva', demostrando así un claro interés en cambiar la forma de hacer las cosas y en lugar de importar ideas de Bogotá hacia las regiones, están exportando las iniciativas desde estas zonas del país hacía Bogotá, como una plataforma de expansión hacia otras regiones y porqué no, el extranjero.

 

“Bogotá puede hacer o quebrar negocios”, es la frase que como mantra repite Nicolás Quijano, quién ocupa el cargo creado por el Sultán para dirigir las operaciones de los restaurantes del grupo al interior del país y que espera ser el Julio César de su colectivo de restauración y poder decir: “llegué, vi y vencí”. El formato de La Diva nació en Cartagena y se replicó exitosamente en Baranquilla, tierra base del 'imperio' de El Sultán y fue ahí donde se vio la necesidad de ampliar las fronteras. Se escuchó el ruido de tambores y se encargó a Nicolás Quijano liderar la conquista.

 

Inicia la invasión

Bogotá ha sido siempre un destino atractivo para los “conquistadores costeños”. No son pocos los restaurantes, tanto de cocina costeña, como de propietarios de origen caribeño, que han abierto sus puertas en la capital colombiana. Para la muestra, un botón: restaurantes de gran reconocimiento como Leo Cocina y Cava, Gaira, Diana García Chef en Movimiento, Teriyaki y La Vitualla, tienen sus raíces en la zona norte de Colombia y han logrado triunfar en Bogotá. ¿Cómo replicar o alcanzar el éxito en Bogotá? Cada estratega tiene su plan, pero en el caso de La Diva y Quijano, la idea fue plantear un modelo en el que los restaurantes de Barranquilla y Cartagena son la incubadora de las ideas, de manera que, si lo proyectos funcionan en esa zona del país, luego se ofertarán en Bogotá y de ahí, se piensa en otras opciones como Panamá, Miami y hasta Nueva York.

 

Pero como en toda conquista, las dificultades siempre aparecen. Son retos que, de sortearse, permitirán que los pequeños imperios capitalinos de estos aventureros caribeños se establezcan y expandan como lo planean. El primer reto que encuentra cualquier restaurante en Bogotá – sea costeño o no – es el de los costos de piso. “Como es sabido, en el presupuesto de un restaurante, el arriendo representa un porcentaje de entre el 6 y el 8%, sin embargo en el caso bogotano hay una particularidad y es que este costo representa el 10%. Es algo que hay que entender antes de invertir en la ciudad” explica Quijano que explica que el costo de los arriendo en la capital colombiana “puede quebrar un negocio si no se plantea bien”.

 

Compartir en Twitter

Código general

Encima