Restaurantes miran hacia el desechable

 

Restaurantes miran hacia el desechable

 Lo que era imposible hace unos años, ahora es una realidad palpable. Los envases desechables tienen cada vez más uso en el foodservice.

 

Hablar de empaques desechables en los res- taurantes es sinónimo de control de calidad, imagen de marca, incremento en ventas e ingresar a la ola amigable con el medio ambiente. Por estos cuatro aspectos, dichos envases cada día ganan más terreno en el mundo gastronómico.

De acuerdo con Iván Ramírez, presidente de IDR Trading, compa- ñía dedicada a la comercialización de productos para varias aplicaciones de la industria gastronómica, aunque el tema de los empaques en Colombia está muy dominado por los commodities, nuevos espacios se están abriendo paso. “Por el tema de precio, los empaques desechables realizados con poliestireno espumado son los que más se manejan en el país. Nosotros buscamos romper con esta estructura y hemos encontrando que la gente está buscando envases diferentes”, acota Ramírez.

 

Frente a esto, el sector le está prestando una mayor atención a cómo llega la comida al destino final cuando sale del restaurante. “Está naciendo una nueva tendencia para cambiar los empaques. Por ejemplo, con materiales como el PET, el mismo de las botellas de agua: fino, duradero y con buena apariencia; el polipropileno, que tiene una ventaja al poderse microhornear, y el ecológico”, afirma el presidente de IDR Trading.

 

Por su parte, Carolina Hernández, líder de Mercadeo y Unidad de Food Service en Multidimensionales, expresa que los formatos de desechables que más demanda tienen en el país son aquellos que ayudan a contener todo tipo de alimentos, tanto sólidos como líquidos, y que brindan una excelente presentación a las preparaciones. “Se busca que sean prácticos para cargar y que adicionalmente permitan la personalización de los empaques con diseños exclusivos para posicionar marcas y servicios”, afirma Hernández.

 

Sin embargo, Sergio Díaz Collazos, gerente de Mercadeo en Darnel, asevera que aunque existen innovaciones en el sector, la demanda está en el poliestireno espumado, por sus características ventajosas para el sector de la hospitalidad. “Esta clase de material ayuda a conservar la temperatura de los alimentos. Adicionalmente, su bajo costo permite prestar un servicio de domicilio sin tener que incrementar el valor de la comida y, además, son 100 % reciclables”, señala Díaz.

 

Funcionalidad

 

La funcionalidad es otro de los elementos más relevantes. Pero más allá de asegurar que los alimentos lleguen a su destino como desea el establecimiento, los empaques juegan ahora un papel determinante en el mercadeo y el posicionamiento de marca.

 

Para Carolina Hernández, en términos de mercadeo, a los diferentes tipos de establecimientos el empaque les sirve como herramienta para posicionar marcas, comunicar información y presentar los platos que ofrecen.“Gracias a esto, logran que por medio de la personalización de todo el portafolio de desechables se fortalezca una marca de alimentos y su mensaje hacia los clientes finales. Su funcionalidad, entonces, abarca diferentes momentos y cubre diferentes necesidades a lo largo del proceso”, asevera la líder de Mercadeo en Multidimensionales.

Rentabilidad

De acuerdo con los volúmenes y las características de los productos que se usen en los establecimientos gastronómicos, la rentabilidad que dejan los envases desechables puede ser significativa. Es por este motivo que las grandes compañías están invirtiendo más en este aspecto. “Gracias a la implementación de los desechables en la cocina se ha reducido el desperdicio, ya que son ideales para porcionar y almacenar los ingredientes, tanto en el refrigerador como en el congelador, asegurando que se conserven intactas sus características y su frescura por más tiempo”, asegura Díaz.

 

Esto mismo pasa a la hora de servir, pues, por ejemplo, en el caso de los postres, se obtienen ahorros de tiempo al tenerlos ya porcionados y su propio envase puede pasarse directo a la mesa sin necesidad de tener que traspasar a otro recipiente.

 

Compartir en Twitter

Código general

Encima