Tumbando mitos sobre las salsas

 

Tumbando mitos sobre las salsas

 Es común escuchar que las salsas no son saludables. Sin embargo, el mismo producto y la industria que la rige están derribando las nociones erradas y apostándole a lo saludable. Por redacción la barra

 

Hace mucho las salsas deja- ron de ser un producto nocivo, cargado de grasas e ingredientes dañinos. Los mitos se derrumban y ahora estos insumos se pueden usar para mejorar el sabor de cualquier platillo y, así, vender más.

 

Estos son algunos mitos que tiene que dejar atrás:

Las salsas engordan: normalmente la cantidad de salsa que se le pone a un plato no es superior a los 10 gramos, de esta forma es imposible que una salsa vaya a engordar a quien la consume en cantidades normales.

Las salsas tienen muchos conservantes: los conservantes que se usan en las salsas son productos aprobados por la autoridad competente y se usan en dosis mínimas. Adicionalmente, al ser poca la cantidad de salsa que se consume normalmente en un plato, cualquier peligro que pueda representar una salsa con conservantes es mínimo o inexistente.

Las salsas dañan el estómago: la formulación de las salsas se basa en ingredientes completamente normales. Por ejemplo, una mayonesa es una combinación de agua, aceite, yemas de huevo y, en el caso de las más bajas en grasa, una adición de fécula, ingredientes que contiene cualquier plato preparado en casa.

Las salsas no aportan ningún nutriente: de acuerdo con su formulación, cada salsa aporta determinados nutrientes; por ejemplo, las mayonesas contienen vitaminas liposolubles y, algunas, omega 3 y 6; la salsa de tomate contiene licopeno, una especie de vitamina A, pertenece a la familia de carotenoides como el β-caroteno, sustancias que el cuerpo humano no sintetiza, sino algunos vegetales y microorganismos. El licopeno actúa como antioxidante y protege las células de las alteraciones que derivan del estrés oxidativo, es decir, de la acción nociva de los radicales libres. El vinagre aporta un delicioso sabor a las ensaladas y además desinfecta los vegetales; y asimismo sucede con muchos otros productos.

 

Beneficios de las salsas

  • Complementan el sabor de las comidas.

  • Ayudan a motivar a los niños a comer.

  • Aportan nutrientes que complementan los de las comidas.

  • Son de fácil acceso y consecución, de tal manera que ayudan a optimizar el tiempo de preparación de los alimentos.

  • Siempre serán el toque personal de cada persona a su comida.

 

Tendencias en producción

Existe la tendencia a fabricar productos reducidos en sodio, bajos en conservantes o con ausencia total de ellos. También hay una gran variedad de ingredientes funcionales como fibras dietarias, mejoradores de digestión, antioxidantes, etc… Desafortunadamente este tipo de ingredientes tienen un costo muy elevado y solo una parte de los consumidores accede a ellos. Cuando el mercado se basa en el precio y no en la calidad nutricional de los productos, es prácticamente imposible incluir estos ingredientes en las formulaciones.

 

Compartir en Twitter

Código general

Encima