Hotelería tradicional VS Hotelería de vanguardia

 

Hotelería tradicional VS Hotelería de vanguardia

Las universidades de Glion y Les Roches, presentes en Suiza, España, Londres, Jordania, Shanghai y Estados Unidos, llegan a Colombia a impulsar el desarrollo de la industria. Franc Ávila y Fabienne Rollandin, docentes de estas universidades, hablaron  las perspectivas a futuro del sector hotelero en el mundo. 

LA BARRA: Para usted ¿Cuál es la diferencia entre hotelería tradicional y de vanguardia?, ¿Cómo se mantiene el balance entre hotelería tradicional y de vanguardia?
Franc Ávila: La hotelería tradicional es muy conservadora y avanza lentamente y a posteriori. Sus innovaciones son graduales y poco reactivas a los cambios de mercado y necesidades de los consumidores. La hospitalidad de vanguardia se presentan como una respuesta inmediata, espontánea pero calculada a las necesidades de la industria. Presenta innovaciones e iniciativas que no solamente cambian la dirección de los negocios, sino también a la industria. 

Fabienne Rollandin: Existen muchas diferencias entre hotel tradicional y hotel de vanguardia que se pueden establecer desde la manera en como las personas buscan un hotel para sus vacaciones. Ya la gente está eligiendo un hotel por medio de su celular, tablet, computador, entre otros; pero no por medio de una agencia. Todo lo realizan de manera más autónoma. 

Entonces, el dueño de un hotel debe tener muy claro qué tipo de mercado quiere atender, para así desarrollar y diseñar el lugar dependiendo de esto. Los jóvenes ahora, por ejemplo, necesitan más espacios donde puedan utilizar su tecnología y conectarse con más gente, sin dejar de lado la comodidad y la elegancia. 

Hacen más uso de las áreas comunes y necesitan más espacios como cafés, donde puedan establecer relaciones con otros fácilmente. Mientras que el hotel tradicional no está tan enfocado en suplir las nuevas necesidades de los clientes como los millenians. Sin embargo, el mercado cambia y es necesario mantener un equilibrio. 

Para que este balance entre un hotel tradicional y uno de vanguardia se dé, hay que brindar un buen servicio y tener una variada oferta para los tipos de clientes que pueden asisti. El hotel tradicional suele atender a los clientes de mayor edad, mientras que los de vanguardia van más enfocados hacia los jóvenes. Sin embargo, la armonía se logra manteniendo una oferta equilibrada para los diferentes sectores que pueden asistir al hotel.

LA BARRA: ¿Cuál es el perfil o las habilidades que debe tener una persona que se dedica al sector Horeca en este momento?
Franc Ávila: Pasión, motivación y el deseo de servir son indispensables para dedicarse al sector. La pasión no se enseña, ni es aprendida en los libros. Es el  deseo, la inspiración, la voluntad de arriesgarse y las ganas de llegar lejos lo que establece la pasión. 

Fabienne Rollandin: Personas que les gusta estar en contacto con otras las personas. Son seres apasionados, adaptables al cambio, líderes, de mente abierta, que aman lo que hacen, les gusta el trabajo duro, les apasiona servir a otras personas y que trabajan bien bajo presión.  

LA BARRA:Hacia dónde cree usted que va la industria hotelera… ¿Cómo la proyecta en un futuro? 

Franc Ávila: La industria es muy tradicional y conservadora pero nunca pierde su oportunidad de presentar servicios y productos que se adaptan a los cambios. Nuevos conceptos para acercarse y acaparar la atención de los millenials se preparan con ambición; las ofertas para incentivar a los "silver wave" o afortunados pensionarios se multiplican y la adopción de nuevas tecnologías se acentúan sin que ello signifique sacrificar el contacto personal tan indispensable a la industria. 

Reacciones se multiplican para responder a la amenaza de gigantes tan disruptivos como AirBnB (que reducen exponencialmente) los beneficios de la industria o la intermediación de intermediarios como hotel.com o booking.com. La hospitalidad debe ser más reactiva en el futuro para ser los agentes de sus propios cambios.

Fabienne Rollandin: La industria hotelera está proyectándose hacia el uso de la tecnología para atender a la siguiente generación. Las personas ahora están buscando las experiencias únicas e irremplazables, por eso las empresas hoteleras deben reinventarse para desarrollar estas necesidades y generar valor frente a los otros competidores. Las empresas que lo hagan van a lograr tener muchos clientes gracias a ello. 

LA BARRA: ¿Qué recomendaciones le daría a las personas que ya tienen un negocio estipulado en este sector para que sean más exitosos?
Franc Ávila: Una buena educación, una atención e interés en un mercado global. Los turistas son progresivamente más difíciles y conocedores. La oferta es ahora superior a la demanda y eso crea un desequilibrio que nos obliga a asustarnos o a tomar decisiones mucho más rápidamente. No hacer nada es, en sí, tomar la decisión estratégica de darnos por vencidos.

Fabienne Rollandin:  Para que un negocio sea exitoso debe anticipar las necesidades del cliente y ser muy innovador y creativo. También, debe promover los servicios del hotel que sean únicos y que vayan acorde con lo que quiere el cliente en ese momento específico. 

Sin embargo es importante tener en cuenta que los millenials son el futuro del mundo, por eso se necesita no dejarlos de lado, sino entenderlos y buscar cuáles son sus necesidades para poder suplirlas. 

Imagen: Pexels

También le puede interesar: 

Experiencia sensorial, la apuesta por un buen servicio

¿Cuál es el secreto para tener un restaurante por 115 años?

¿Qué quiero ofrecer, presentar o disfrutar en un establecimiento?

Compartir en Twitter

Código general

Encima