La inocuidad no es un juego

 

La inocuidad no es un juego

Ahora el turno con el mal manejo en inocuidad lo presentó la cadena de restaurantes Chipotle, tuvo que cerrar el local ubicado en Massachusetts a causa de un virus que contrajeron algunos de sus empleados.

En Estados Unidos se han visto varios casos en los restaurantes presentados por el famoso norovirus. Este se transmite por medio de los alimentos y provoca vómitos, diarrea intensa, tonos amarillos en la piel y en los ojos. Además, es muy contagioso por lo cual los clientes corren gran riesgo de contraerlo si este aparece en las cocinas.

Estos contagios en empleados generaron el cierre de dos puntos de la cadena en diferentes ciudades. Antes de llegar a este punto es necesario que todos los restaurantes sean cuidadosos para ofrecer un ambiente de calidad y salubridad para todos sus clientes y empleados.

No es un juego. La recomendación principal que debe tener en cuenta todo el personal de un restaurante es que en caso de sentir síntomas de malestar, debe informarlo a la empresa y evitar trabajar en ese estado. Para el sector y para las marcas en fundamental mantener a sus consumidores fuera de riesgos y no afectarse posteriormente por posibles cierres, o peor aún, demandas.

Para saber más temas acerca de la inocuidad, lo invitamos al VII congreso de Food Safety, allí conocerá a grandes rasgos todo sobre la calidad y el manejo de alimentos en el sector ingrese a www.foodsafety.com.co

Categories: 
Compartir en Twitter

Código general

Encima