Prepárese para recibir la Semana Santa

 

Prepárese para recibir la Semana Santa

La llegada de la semana mayor incrementa la oferta y la demanda de productos de pesca frescos y enlatados, es por ello que los restaurantes deben estar atentos a los alimentos tales como, los peces y mariscos para no terminar con un desastre en la cocina.

Recuerde que los productos de la pesca por su alto aporte proteico son susceptibles a la descomposición si no se mantienen en condiciones adecuadas de almacenamiento, comercialización y preparación. Por lo tanto para que no sufra esta temporada con productos perecederos que afecten su bolsillo y a sus clientes con la comida, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) hace varias recomendaciones para tener en cuenta:

1. Revise que el establecimiento esté limpio y ordenado, y que disponga de cuartos fríos que garanticen la temperatura adecuada de conservación del producto.

2. Verifique que las manos del manipulador estén limpias y sin ningún tipo de laceración que pueda contaminar el alimento.

3. Acuda a sitios de confianza que garanticen las condiciones de higiene y que puedan responder en caso de algún reclamo.

4. Los productos de la pesca que se comercializan aparentemente en fresco y sin cama de hielo pueden representar riesgos al momento de su consumo, ya que no se garantizan condiciones adecuadas de conservación.

5. Recuerde que los pescados que están en exhibidores abiertos deben mantenerse en cama de hielo y no debe tener muestras de sangre u otras partículas que contaminen el producto.

6. Evite la ‘contaminación cruzada’. Es fundamental que no se mezclen fluidos del pescado con los de otros alimentos. A la hora de la preparación, dedíquese solo a este producto, y posteriormente prepare los complementos.

7. Conservar el producto en recipientes herméticos hasta la hora de ponerlos a cocinar. No exponerlos por un tiempo prolongado al ambiente para evitar la rápida descomposición.

8. No dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas, ni descongelar a temperatura ambiente.

9. Una vez cocinado este tipo de alimentos, procure que se consuman en el menor tiempo posible y evite recalentarlos.

10. Finalmente, si sabe de personas inescrupulosas que vendan alimentos que no cumplan con las condiciones básicas de salubridad e higiene, denúncielas ante la Policía Nacional, la Secretaría de Salud o al Invima.

 

 

Compartir en Twitter

Código general

Encima