Los aceites de cocina varían según el uso que se les vaya a dar, porque cada uno tiene distinta composición. Por ejemplo, mientras que unos son más recomendados para cocinar en frío, otros son ideales para los fritos como el aceite de palma.

Sin embargo, una característica que hay que tener presente es a qué temperatura cada aceite llega a su punto de humeo, ya que al superarla corre el riesgo de descomponerse, se vuelve amargo, pierde sus nutrientes y esto afectará en el sabor y olor de sus alimentos.

Por otro lado, es importante saber que entre más refinado es un aceite más alto es el punto de humo y por lo tanto también el número de veces que este se puede usar. A continuación le presentamos características de algunos aceites:

tabla contenido 300x185


El aceite de palma ‘Palmalí’ tiene un punto de humo de 216°C de resistencia y rinde más ciclos de uso. Además, no contiene mezclas, es libre de grasas trans y aporta gran contenido de Vitamina E y Tocotrienol.

Si está interesado en recibir más información llene el siguiente formulario.