Una de las tendencias claves para este año, en cuestión de alimentación, ha sido la búsqueda de sabores conocidos y que para el consumidor resulten familiares, según el informe ‘Global food and drink trends’ 2017 de Mintel. Por eso, las recetas tradicionales representan un gran atractivo para los clientes de su restaurante.

El sector de la panadería y la pastelería ha aprovechado esta tendencia al máximo, porque con sus recetas han ido recuperando técnicas ancestrales. Por ejemplo la cocción en hornos con piso de piedra o cerámica, para lograr dar sabores únicos, que además pueden tener un componente emocional.

Este tipo de recetas también llaman la atención por sus ingredientes saludables que son de alta calidad. En el caso de los panes se ha recuperado lo básico: “Buena harina, buena levadura, agua y sal”, como afirmó Andrés Guerrero propietario de El Obrador.


Colorisa cuenta con una nueva mezcla para torta artesanal que recupera el sabor de las Abuelas colombianas. Si desea tener más información sobre este ingrediente, diligencie el siguiente formulario.

Fuente: Aininia.es