Tratar de reducir los costos de limpieza pero con la misma efectividad resulta fundamental a la hora de mantener el nivel de salubridad e inocuidad que necesita cada espacio y en esto juega un papel esencial para la utilización de métodos y productos de limpieza óptimos.

Cuando hablamos de lugares en donde existe una manipulación constante de alimentos, los niveles de contaminación se elevan, ya que son lugares donde se concentra una mayor número de organismos y según la Organización Mundial de la salud OMS, los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 millones de enfermedades al año.

En cada caso, es imprescindible utilizar un producto específico para cada tipo de necesidad. No es lo mismo la desinfección de superficies donde se manipulan cárnicos o dónde se hace procesado de lácteos.

Cada superficie necesita una solución distinta para garantizar la total limpieza y desinfección de las instalaciones, utensilios y superficies que garanticen la salud y seguridad de los consumidores. Estos son algunos de los productos que debe tener en cuenta para agilizar los procesos y que puede adecuar según su bolsillo:

¿Cómo se clasifican los productos de limpieza según su efectividad? 

Limpiadores


Agentes de limpieza alcalinos: La combinación de tensioactivos y soluciones cáusticas (álcalis) proporciona una buena limpieza de las grasas, pero también del aceite, las proteínas y otras suciedades orgánicas. Generalmente la limpieza de loza, ollas y equipos involucrados en el proceso.

Agentes de limpieza ácidos:Tienen un pH entre 0 y 6. La combinación de tensioactivos y ácidos efectúa una buena limpieza de la suciedad inorgánica (mineral). La limpieza ácida es utilizada de forma rutinaria para eliminar corrosión y óxidos de los metales.

Limpiadores neutros: Son mezclas de agua y otros componentes químicos con un pH cercano a 7. Los componentes químicos pueden incluir tensioactivos, inhibidores de corrosión y otros aditivos. Son efectivas en la eliminación de aceites ligeros, partículas, cloruros y otras sales. Un claro ejemplo los multiusos.

Desinfectantes


Blanqueador: El blanqueador o hipoclorito de sodio ha sido, y sigue siendo, el desinfectante más usado en cualquier el medio , ya que cuenta con ventajas como su bajo costo, su fácil consecución

Yodosforos: Los yodosforos usados en las diluciones recomendadas eliminan la mayoría de microorganismos, son usados principalmente en la desinfección y sanitización de superficies de equipos de preparación de alimentos.

Limpiadores desinfectantes ácidos: Generalmente llamados desincrustantes, estas sustancias desinfectan cambiando el ambiente para los microorganismos.


Rich Chemical Green ofrece un amplio portafolio de sistemas y productos multipropósito con los cuales podrá mantener un ambiente inocuo y sano optimizando sus compras. Si desea conocer más información diligencie el siguiente formulario.