A pesar de que en las recetas colombianas no es común que uno de los ingredientes sea el ají, si lo es como acompañamiento, que puede ubicarse en la parte central de la mesa, o cuando el comensal lo solicite, para que cada quien lo use a su gusto.

Por ejemplo, para muchos colombianos la empanada y la sopa sin ají pierde su gracia y no tiene sabor. Además, es clave aprovechar que Colombia se ha convertido en uno de los mayores productos de ají, debido a la variedad de suelos y climas.

En el 2015 la revista británica British Medical Journal (BMJ) aseguró que el consumo de comida picante estaría asociado a una vida más larga y a un menor riesgo de contraer cáncer, enfermedades coronarias o respiratorias.

(Le puede interesar: ‘La transformación del sabor en su mesa‘)

Esto demuestra, que el ají no solo actúa como acompañamiento, sino que también puede beneficiar a sus clientes, porque además por su alta cantidad de Vitamina C, mayor a la de una naranja, ayuda a combatir la gripe y mejora la congestión nasal.


Una de las salsas picantes más conocidas es la Tabasco, para la cual E.Quatro es distribuidor autorizado en Colombia. Para mayor información puede llenar el siguiente formulario.

Fuente: Eltiempo.com