Cada día los bartenders están evolucionando el concepto de las bebidas a otro nivel, sea para encontrar nuevas formas de incorporar sutiles notas de sabor o crear texturas únicas en cócteles sofisticados. En general, los sabores naturales de las frutas, aportan notas y contrastes que añaden diversidad de sabores, texturas e incluso colores a cada preparación.

En este aspecto, la fruta confitada para coctelería como la amarena ha pasado de ser un ingrediente apenas conocido, a formar parte de las bebidas y postres con cierto nivel de exotismo.


"Del exotismo de las frutas siempre se obtienen sabores novedosos"
-

En este preciso instante, es donde la calidad de los ingredientes es primordial, algo que vale tanto para la coctelería como para la cocina. Y en temas de innovación la fruta influye mucho en el sabor de la mezcla.

Los cócteles más populares son tradicionalmente un poco dulces, y normalmente incorporan jugos de frutas y jarabes de azúcar. La amarena o amara como se le conoce en Italia es una fruta, similar a la cereza pero de carácter salvaje y cuenta con un sabor particularmente característico que hace que se mezcle entre lo ácido y lo dulce.

Una fruta ancestral conservada en almíbar y que debe su inicios a la producción comercial en 1905 relacionada con la marca Fabbri.

Un original toque de sabor para cada cóctel

Aunque muchos cócteles incluyen cerezas tanto como un ingrediente como en su decoración, al ser una fruta cristalizada se convierte en un ingrediente estrella de cualquier preparación, dándole un toque realmente sofisticado gracias a su color intenso y su aromaticidad.

Le puede interesar:  La coteclería tendra un espacio especial en Alimentaria


Amarena Fabbri es el ícono de una empresas que no pierde su vigencia desde hace cinco generaciones con la producción cerezas amarenas totalmente auténticas y de origen Italiano, únicas en el mundo, esenciales para innovar en su bar.

Si desea conocer más acerca de este producto y cómo incluirlo en sus preparaciones. Diligencie el siguiente formulario.