Es importante que además de la limpieza que se realiza en cada área se asegure la salud pública, el buen mantenimiento de materias primas, el correcto almacenamiento con productos de primera calidad,  sin embargo esto solo es posible a través de  la aplicación de programas de limpieza y  desinfección que permita reducir y mitigar los errores más frecuentes en el mantenimiento de su establecimiento:

1.Cocinar en varias etapas de forma incorrecta.

Toda manipulación supone un riesgo así que cuanto más se manipule un producto, mayor es ese riesgo. Y este riesgo aumenta cuando en la receta nos dicen que parte de lo que hemos elaborado necesita reposar un tiempo para ganar sabor. Sería necesario aplicar los mismos criterios de buen cocinado, correcta protección y conservación de alimentos pero a veces no se hace y estos alimentos contaminados pueden suponer un riesgo para la salud.

2. Uso inadecuado de guantes e implementos de protección

La gente “espera” que los alimentos se manipulen con guantes porque visualmente parece mucho más higiénico pero el uso inadecuado de éstos, igual que ocurre con otros utensilios, provoca contaminaciones cruzadas. El uso de guantes de látex está totalmente desaconsejado por los problemas de alergia que pueden provocar en el consumidor, se recomienda su sustitución por otros materiales como el nitrilo o el vinilo. 

 3. Enfriamiento incorrecto.

Los alimentos no deben guardarse calientes en la cámara por el aumento de temperatura que sufriría el interior de ésta, provocando la mala conservación tanto el alimento que acabamos de meter como de los que ya se encontraban en el interior. Durante todo el tiempo que la temperatura sea incorrecta, se producirá la multiplicación microbiana. Debemos enfriar los alimentos en abatidores de temperatura y en caso de no disponer de ellos, acelerar el enfriamiento con agua fría, hielo, cambiando de recipiente o fraccionando la comida en más de un recipiente. 

4. No llevar un control riguroso de los alimentos en cuanto a las alergias de los consumidores

Los expertos en seguridad alimenticia afirman que los proveedores y restaurantes no tienen el conocimiento necesario ni prestan atención al uso de ingredientes que suelen provocar alergia entre la población.

Los restaurantes tipo buffet tienen la característica de exponer la comida y que sea el cliente quien se sirve los alimentos. La temperatura ideal para la proliferación de bacterias se encuentra entre los 5 y los 63 grados. Los investigadores aseguran que los empleados que dejan los platos expuestos durante más de dos horas son un ejemplo alarmante de este problema. Éstos afirman que esta práctica es de las más comunes entre los proveedores de comida.


Glowsten líderes en innovación y comercializadora de  la línea más completa de productos profesionales para el aseo industrial e institucional cuenta con sistemas especializados de y mantenimiento a la medida de sus necesidades y su presupuesto. Si desea obtener más información, diligencie el siguiente formulario.