A la hora de adquirir un refrigerador o un congelador, leer la etiqueta energética les permitirá a los restauradores comparar las características ofrecidas por equipos similares,  para elegir aquel que se ajusta a sus necesidades. Desde ese primer contacto con el refrigerador, el usuario podría conocer una cifra aproximada de cuánto le costaría mensualmente utilizar el equipo, pero muchos no saben cómo hacer el cálculo.

¿Por qué es importante conocer este costo antes de comprar un equipo de refrigeración? Así sea una cifra estimada, el restaurador conocerá de antemano cuánto se incrementarán sus costos mensuales al instalar el equipo y podrá evaluar los costos futuros.

El elemento clave dentro de la etiqueta para realizar el cálculo es el consumo de energía (kWh/mes), este dato representa el gasto promedio mensual del refrigerador en kilovatios (kWh). Cabe resaltar que esa cifra es calculada por los fabricantes con base en unas condiciones ambientales específicas, lo que significa que cuando el refrigerador sea utilizado por el restaurador la cifra real dependerá del lugar de instalación, modo de uso y mantenimiento.

El segundo elemento necesario para hacer el cálculo es la factura eléctrica del establecimiento, allí se debe identificar cuánto cuesta cada kilovatio en pesos, para poder multiplicar ese valor por el consumo promedio del refrigerador ya calculado por su fabricante. En la siguiente imagen se hizo el ejercicio:

Inforgrafia Wonder cool 3 JULIO

Wonder Cool cuenta con un extenso catálogo de equipos de refrigeración diseñados para garantizar un consumo asequible y amigable con el medio ambiente. Si está interesado en recibir más información sobre este proveedor, diligencie el siguiente formulario.