Los sistemas de refrigeración son los ejes para brindar servicio de calidad y platos frescos en cada mesa, aunque representan una inversión de alto costo son la mejor opción cuando existe una elección adecuada en cuánto a garantía y diseño.

En los últimos años, la eficiencia energética ha sido el enfoque principal para la sustentabilidad de cada negocio; ya sean grandes superficies o pequeños espacios con menor consumo es vital conservar y aplicar buenas prácticas para cuidar sus equipos de refrigeración.

¿Qué elementos debe evaluar para evitar daños que afecten la vida útil de  sus equipos?

  • Tensión muy alta : Para eliminar los problemas de tensiones superiores a 132V (nominal 115V) y 240V (nominal 220V) se recomienda el uso de un estabilizador de tensión.
  • Ubicación del refrigerador inadecuada : El sistema de refrigeración no debe quedar cerca paredes expuestas al sol y locales sin ventilación. Bajo las condiciones nombradas, el sistema de refrigeración pierde rendimiento.
  • Termostato inadecuado: Averigüe si el modelo del termostato utilizado es el indicado por el fabricante. Si necesario, consulte el fabricante del sistema de refrigeración.
  • Condensador sucio, cubierto o con falta de circulación de aire: Limpie el condensador y desobstruya los pasajes de aire. Ese truco es muy válido para equipos comerciales.
  • Deterioro y falta de aislamiento térmico : Recuerde que un buen revestimiento evita la proliferación de alérgenos y microorganismos en la refrigeración.

Imbera es líder mundial en la industria de refrigeración comercial. Su línea de equipos integrados son parte de las nuevas soluciones de alta tecnología y eficiencia energética, como aspecto fundamental que refuerza la estrategia de cada compañía enfocada a la sustentabilidad y optimización de espacios. Si desea más información de equipos para su negocio  diligencie el siguiente formulario.