No espere hasta la época navideña para ofrecer carnes frías en el menú de su restaurante. Alimentos como el jamón, la salchicha o la mortadela, además de tener una fuente ideal de proteínas, minerales y vitaminas, representan un ahorro, porque son más económicas que las carnes de corte y contienen la misma proteína.

Estas carnes le ayudarán a ahorrar tiempo dado que su preparación es más ágil. Además, pueden ser una opción práctica porque se conservan más que una carne de corte. Estos beneficios no se verán reflejando únicamente en su restaurante, sino también en la salud de sus clientes. Lo anterior porque gracias a las innovaciones que ha ido teniendo la producción de estas carnes, ya no cuentan con sales añadidas.

“Estos productos se convierten en aliados en prevención de enfermedades cardiovasculares (que afectan al corazón y vías sanguíneas), hipertensión (presión arterial elevada) y arteriosclerosis(endurecimiento de arterias, por acumulación de grasa en sus paredes)” afirmó la nutricionista Sofía Quintero López al portal Salud y Medicina.


Mac Pollo cuenta con una línea de salsamentaria en la que ofrece calidad, variedad y una amplia red de distribución.

Si está interesado en recibir más información llene el siguiente formulario.

Fuente: Vanguardia.com y Saludymedicina.com