El chocolate como parte de una experiencia sensorial no puede faltar en la cocina y si antes eran un complemento, hoy representan un producto protagonista en las veladas gastronómicas. Los chocolates en trozos para profesionales son los de mejor calidad ya que ofrecen una textura especial para atemperar, derretir y trabajar en diferentes presentaciones.

Por supuesto, en cualquier receta, la calidad de la materia prima determinará el éxito en la cocina. Si se quiere obtener buenos resultados se tendrá que invertir en el mejor chocolate y como recomendación esencial un chocolate sin aromas añadidos y que indiquen el porcentaje exacto de cacao y azúcar, es una buena opción para resaltar en la mesa.

En general el chocolate negro ofrece mejores resultados, sin embargo, esto no quiere decir que cuanto mayor porcentaje de cacao tenga vaya a ser mejor.

Por un lado, el chocolate semiamargo, también denominado “bitter” ,está compuesto de polvo o manteca de cacao y azúcar, con la aplicación o no de otros ingredientes. La bondad de los chocolates amargos no se reduce únicamente a su alto contenido de antioxidantes, sino que es uno de los ingredientes predilectos para preparar postres, ofrece un sabor distinguido que es ideal para quienes no gustan de los sabores muy dulces o convencionales.

También sirve perfectamente para combinar con la mayoría de las oleaginosas como con la nuez, avellana, almendra, el ajonjolí o el maní. En este sentido, los formatos del chocolate representan una buen a combinación en cualquier lugar, el trozado para recetas simples pero de gran de valor hace parte de un sinnúmero de posibilidades que usted puede experimentar a la hora de mezclar postres de forma artesanal.

Se considera un buen punto de partida un porcentaje total de 50% de cacao, que puede dar excelentes resultados según la calidad y el tipo de receta. Un porcentaje excesivamente alto de cacao podría ser demasiado intenso si no se controla bien la elaboración.

Así como el nivel de amargura, este tipo de chocolate en pastelería suele ser más grueso y lo habitual es que venga dividido en cuadritos o rectángulos, a veces indicando el peso exacto de cada porción, lo que facilita el horneado, la preparación y la conservación de su forma en cada proceso.

¿Cómo afecta el chocolate a las recetas?

Además de ser una fórmula de antaño y muy común, los chips, trocitos picados o los nibs de cacao aportan textura en contraste, creando un punto crujiente muy agradable al morder y masticar, mientras que un corazón fundente o cremoso sorprenden por su melosidad.


Adaptando cada paso de su receta y con un producto novedoso y único en Colombia Nacional de Chocolates renueva su portafolio con nuevos formatos para agilizar sus preparaciones con trozos estandarizado, de forma artesanal y con la calidad de un chocolate profesional. 

Si desea conocer más información diligencie el siguiente formulario.