Ofrecer postres en el menú de su restaurante puede significar un incremento en el ticket promedio. ¿Cómo lograrlo?

La chef pastelera Daniela Baena afirma que cuando se trata de creaciones elaboradas y diferenciales, es preferible contar con un pastelero inhouse, que en el turno de cocina pueda empalar. Así se garantiza que el postre se sirva, se decore y se presente fresco.

Siempre será más costoso tener a un repostero/pastelero inhouse ante la opción de empalar postres que llegan desde una planta de producción y se sirven directamente desde el refrigerador al plato. Sin embargo, un pastelero inhouse garantiza el valor agregado de los postres que requieren producción.

Una buena estrategia para incrementar las ventas de repostería es con fotos de producto muy provocativas, profesionales y artísticas que busquen enamorar al comensal.

Para impulsar las ventas es básico tener una buena mezcla de precio, producto e innovación. Generar una diferenciación en el negocio: un concepto de marca, un sello personal, una especialización en un producto determinado.


Uno de los productos más utilizados en la realización de postres es el chocolate. La Compañía Nacional de Chocolates lleva 97 años desarrollando soluciones alrededor de este producto. Para mayor información llene el siguiente formulario.