En los últimos años, el desafío de alcanzar crecientes grados de sostenibilidad se ha ido tomando, con más fuerza, la parte central de la agenda de los gobiernos y sectores empresariales de la región, como lo afirma la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños (CELAC).

Uno de los temas que preocupa, es la huella de carbono que deja el proceso de producción de un producto. El transporte de alimentos supone cerca de un 50% de la huella de carbono en la alimentación. Lo anterior, debido a las extensas distancias, que con los años han ido incrementando, que recorren los productos para llegar al lugar de destino.

Por esta razón, productores y consumidores se han replanteado los kilómetros que tienen que recorrer los alimentos, para luchar contra el cambio climático y aportar a un consumo más responsable.

Una de las iniciativas le apuesta al consumo local o regional, que además de ayudar a reducir estas emisiones de gases efectos invernadero, dan su aporte a la soberanía alimentaria de la región.

Tenga en cuenta que estos productores regionales o locales pueden estar integrando iniciativas como la agricultura y la ganadería ecológica. Sin duda, un producto más responsable tiene repercusiones en las decisiones de consumo.


Pacific Seafood le apuesta al consumo responsable, ya que el 93% de sus productos que son de origen regional, entre los que se destacan la cola de langosta y cangrejo, camarones y salmón.

Si está interesado en recibir más información, diligencie el siguiente formulario.

Fuente: www.medioambiente.net / Informe ‘Alimentos Kilométricos’ de Amigos de la Tierra