A la hora de diseñar un negocio de comidas, es muy importante pensar en los espacios y las áreas del negocio que van a emplear los operarios, empleados y por supuesto en dónde prime la comodidada de sus clientes. 

En un principio la flexibilidad y modularidad exige la utilización de equipos que puedan ser reacomodados fácilmente a las condiciones de cambio. La Modularidad, por su parte, aporta tamaños y funciones estandarizadas a los equipos para acomodar fácilmente lo que permite a los negocios adaptarse a los gustos de los clientes; o reacomodar cuando hay cambios y nuevos menús.

Cuando se diseña una instalación de foodservice, esforzarse por la simplicidad puede traer muchos beneficios. Las instalaciones de foodservice tienden a ser desordenadas y a menudo esto trae problemas de limpieza, confusión operacional e ineficiencia en áreas de trabajo. Incluso puede fomentar un entorno en el que los consumidores o clientes finales se encuentren incómodos o hacinados.

Una cocina pequeña puede ser muy agradable de operar; pero una muy pequeña puede ser representar riesgos operacionales. Para espacios reducidos existen soluciones como los hornos combinados que ayudan a verticalizar la cocina y a hacer más eficiente el uso del espacio.

El diseño de una cocina abierta es preferida en las instalaciones modernas. Este concepto permite al supervisor observar las diferentes áreas de producción de manera más efectiva. La eliminación de muros, divisiones y otras barreras facilitan el movimiento y la comunicación de los operarios.

Como recomendación principal es esencial la utilización de equipos con ruedas y mangueras de acople rápido, estas hacen más fácil  la limpieza debajo de los equipos y simplifican la higienización de cada lugar. Recuerde evaluar siempre el tamaño de sus espacios por ejemplo:

¿Qué tan grande será la cocina de su negocio de comidas?

¿Cuánto espacio utilizará para el comedor? Cuánto espacio va a necesitar para el área de almacenamiento? ¿Cuanto para el área de lavado? Éstas y otras preguntas similares deben responderse antes y durante el proceso de diseño. Ellas determinarán el tamaño total de las instalaciones, sus costos de construcción y operación.


Pallomaro, empresa con más de 50 años en servicios integrales para empresas de  alimentos cuenta con un amplio portafolio de soluciones para la asesoría, el diseño y el  servicio técnico con equipos especializados para cada lugar de su negocio.Si desea obtener más información sobre Pallomaro, diligencie el formulario.