Uno de los minerales que se encuentra naturalmente en los alimentos es el sodio (sal), el cual trabaja de la mano con el potasio para equilibrar los líquidos corporales.

Cuando se consume en cantidades adecuadas, el sodio es indispensable en el organismo para estar hidratado, para que los músculos se puedan contraer y para poder enviar información a través de las neuronas, entre muchas otras funciones.

Pero cada vez más las entidades públicas están recomendando disminuir su consumo, debido a que el exceso de sodio hace que la presión sanguínea aumente (hipertensión), se sufra de problemas en el corazón, cerebro, causar irritabilidad, retención de líquidos y daño en los riñones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda restringir el consumo de sodio a menos de 5 gramos de sal al día por persona. Para la población en general, esto equivale a una cucharadita azucarera colmada de sal al día.

Los alimentos con menos sodio son las frutas y las verduras. Los que contienen altas cantidades son: Mantequilla con sal, cocoa, aceitunas, tocino, jamones, vísceras, quesos, pan, sopas de sobre, alimentos enlatados y salsas.


Los productos Zafrán son reducidos en sodio. Cada una de sus recetas contiene una mezcla de ingredientes que le permite usar menos sal, sin alterar el delicioso sabor de las comidas y contribuye al cuidado de la salud. Para obtener mayor información llene el siguiente formulario.

Fuente: El Tiempo y Wong