*Información comercial

Guillermo Huertas, gerente general del Club Campestre Guaymaral, compartió su experiencia con la implementación de los sistemas informáticos, con todo el respaldo de Zeus Tecnología.

La Barra: ¿Cuáles son los retos de los clubes en materia tecnológica?

Guillermo Huertas: Los asociados conocen de las operaciones tecnológicas de otros establecimientos en el país y seguramente fuera de este, y esperan que en su club también se llegue a esa evolución de servicios. Cada vez el público es más exigente y eso hace que las empresas seamos más competitivas.

La Barra: ¿Qué proporciona la tecnología ante esas exigencias de los asociados?

Guillermo Huertas: Nos proporciona confiabilidad, rapidez, eficiencia, y sobre todo una satisfacción total por parte del cliente final.

La Barra: ¿Hace cuanto iniciaron la transformación tecnológica del Club Campestre Guaymaral?

Guillermo Huertas: En el 2011 necesitábamos actualizar nuestros sistemas de información del Club y con el apoyo del comité de riesgos estratégicos, empezamos a buscar candidatos y seleccionamos a Zeus Tecnología. Nos pareció que tenía un sistema amigable y confiable dadas las condiciones y procedimientos internos; y además resultó ser una compañía abierta a nuevas ideas, además satisfacía las necesidades en cada una de las áreas que requería esa solución.

La Barra: ¿Cómo fue la implementación de este sistema?

Guillermo Huertas: En enero de 2012 empezamos a funcionar en vivo, con los módulos de clubes, puntos de venta, banquetes, folios, contabilidad, inventarios, activos fijos y nómina. Vamos a cumplir cinco años y estamos totalmente satisfechos con la selección que hicimos en su oportunidad.

La Barra: ¿Cuál ha sido la innovación tecnológica más reciente?

Guillermo Huertas: Implementamos recientemente el Sistema de KDS (Kitchen Display System) el cual nos ayuda a asignar a los puntos de distribución de la cocina, las demandas de producción. En nuestro caso del restaurante principal, de los salones de eventos, y otros puntos que tenemos. Se toman comandas inalámbricas y con un sistema de códigos de colores, se clasifica, se ordena la producción, lo que deriva en un ambiente de trabajo sin ruido, más pausado y controlado. La entrega es mucho más eficiente y a tiempo.

La Barra: ¿Cuáles han sido los mayores beneficios de implementar el Sistema KDS?

Guillermo Huertas: Hoy tenemos satisfacciones del cliente del 98 %, un indicador para nosotros de que este tipo de soluciones tecnológicas están funcionando. Son inversiones que retornan en calidad de servicios, y su éxito radica en el compromiso institucional, además de contar con un proveedor de calidad como Zeus Tecnología, que tiene una experiencia muy confiable, y siempre atentos a los requerimientos del cliente.


Si desea tener más información sobre Zeus Tecnología, diligencie el siguiente formulario.