Tres décadas de emprendimientos exitosos han enseñado a Barra 3 que la mayor fortaleza del negocio gastronómico está en la estructura que lo soporta.

Si bien el montaje de un negocio gastronómico debe considerar el análisis de factores como ubicación, propuesta, concepto e imagen, más allá de lo que el consumidor final ve, la estructura organizacional es la que en realidad garantiza que la operación funcione.

Esta instancia, conocida con el nombre de Back Office, abarca todo lo relacionado con sistemas, recursos humanos, contabilidad, finanzas, compras, costos e inventarios y operaciones, los cuales son la espina dorsal del negocio y, aunque no sean procesos evidentes para los clientes, sí son de gran relevancia para el funcionamiento del negocio, pues absorbe parte de la complejidad de su gestión.

La puesta en marcha estructuras administrativas bien cimentadas es parte de lo que Juan Yepes, Mauricio Guerrero y Nicolás Nader, socios de Barra 3, han sabido capitalizar gracias a su amplia experiencia de tres décadas liderando la operación de restaurantes y bares tan reconocidos en Bogotá, como La Tea, Invitro, Armando Records, El Fabuloso y Funky.

Todos estos años de aciertos y desaciertos al frente de estos establecimientos son base de este modelo de negocio, que hoy por hoy busca apoyar a otros empresarios gastronómicos desde la gestión operativa y administrativa.

“La clave es ser organizados y muy transparentes”

En opinión de Juan Yepes, gerente general de Barra 3, se debe prestar atención detallada a estas actividades, más aún cuando la normatividad en Colombia es tan cambiante y exigente para un sector que poco a poco consolida su formalización.

“El sector se formalizó hace ya un buen tiempo. Eso ha cambiado la dinámica del negocio y a futuro veremos que las empresas más organizadas tendrán mayor crecimiento. Intentar ser exitoso en la informalidad ya no es una opción”, señala.

Un proceso organizado hace mucho más fácil la gestión administrativa y gerencial de un restaurante, y cuando esos aspectos son cubiertos el negocio puede dedicarse a vender más, y a mejorar su oferta de valor. “La mayor complejidad es mantenerse vigente en el mercado. Es una meta que debe afrontarse todos los días, pero estando pendiente de todos los detalles”, dice Yepes.

Quien tiene la información, tiene el poder

Dada la experiencia adquirida al frente de reconocidos bares y restaurantes, llegó un momento en el que los hoy socios de Barra 3 se dieron cuenta de que lo que mejor sabían hacer era administrar negocios. Fue así como, en 2005, se formalizó esta empresa que empezó a prestar el servicio de Back Office a terceros.

Vea la nota completa en la edición virtual.