Contar con empleados capacitados es una de las fórmulas que más puede aportar al crecimiento del negocio. Conozca los temas indispensables que todo personal de servicio en barra y bar deben conocer.

El bartender,  el sommelier y el barista tienen un rol fundamental dentro del restaurante, bar u hotel. Más allá de sus conocimientos técnicos relacionados con la preparación de las bebidas, cada vez se hace más indispensable que este personal cuente con conocimientos en gestión, en marketing y en todas aquellos temas que desde su trabajo, aporten a la rentabilidad del negocio.

Es importante evaluar  a su personal frente a sus competencias y reforzar con capacitación aquellos aspectos que así lo ameriten. ¿Cuáles son esos temas tan relevantes para los bartenders, sommeliers y baristas?

1. Definir la carta de bebidas con el precio justo, productos y presentaciones: deben conocer el mercado, la rentabilidad, los productos en tendencia y saber recomendar cuándo es el momento de cambiar la carta, respondiendo al comportamiento y rotación de los productos.

2. Recomendar y responder asertivamente a las inquietudes del cliente:  tenga un documento con las preguntas más frecuentes de sus clientes y compártalo entre su personal. También puede enviar un cliente incógnito para ver qué tan capacitado está su personal de servicio.  

3. Acoger con satisfacción a los clientes determinando cuales son sus intereses y necesidades: es importante que su personal conozca la teoría de los maridajes y sepa interpretar, con algunas preguntas puntuales, cuáles son los gustos del cliente.

4. Gestionar el inventario, con el fin de no quedarse sin herramientas para elaborar los productos.

5. Gestionar la estación de servicio para que esté siempre ordenada y limpia

6. Mejorar los resultados de la operación, evaluando y rediseñando procesos con el fin de implementar mejoras.

Recuerde que la capacitación es un tema que no se debe contemplar  como un gasto, sino como una inversión, la cual  será recompensada con buena calidad de servicio a los clientes y la preferencia de este por su establecimiento.

En Colombia, la capacitación puede realizarse en conjunto entre el establecimiento y los proveedores, quienes son los principales aliados para dar a conocer sus productos y aumentar las ventas.