Además de las cuestiones de branding y diseño, es necesario tener en cuenta algunas cosas que se deben incluir u omitir en el Menú de su establecimiento gastronómico.

Para evitar problemas legales y dolores de cabeza con los consumidores, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Impuestos: Hay dos opciones, incluir el impuesto al consumo en el precio de cada producto o no hacerlo. En todo caso, hay que anotar si el impuesto al consumo está incluido en el precio o no. La recomendación es incluirlo en el precio de cada producto y aclarar que el impuesto está comprendido en este.
  2. Imágenes de referencia: Es decisión del empresario si las incluye o no. Sin embargo, si decide incluirlas, estas deben ser lo más parecidas a la realidad para evitar problemas de publicidad engañosa. En la edición 101 de La Barra puede encontrar consejos y entender el papel de fotografías en el menú.
  3. Pesos y medidas de cárnicos y bebidas: Debe especificar el gramaje de la carne cruda y los mililitros de cada bebida que se ofrezca.
  4. Advertencia sobre alérgenos y picante: Cada día crece el número de consumidores alérgicos a ingredientes. Legislaciones de muchos países exigen advertencias claras y expresas e incluso menciones de ingredientes que, aunque no estén contenidos en el producto, se manipulen en las cocinas. Por esto, es recomendable alertar a los comensales si el producto tiene alguno de los principales alérgenos como leche, huevos, maní, nueces, trigo, pescado, gluten, y mariscos y si contiene importante nivel de picante.
  5. Pilas con las marcas: Si va a incluir marcas o gráficos de sus proveedores, por ejemplo, una marca de gaseosas o de cerveza, asegúrese de contar con la autorización expresa y escrita del dueño de la marca. También, tenga cuidado con no utilizar marcas de otros para describir sus productos. Esto le podría acarrear acciones marcarias, de competencia desleal y hasta penales.
  6. La propina: Recuerde que la nueva ley de propinas ya está vigente. No debe incluir la propina en el valor de los productos que ofrece. Aclare cuál es la destinación de la propina, la cual se debe ajustar a la nueva ley y, si va a sugerirla, podrá ser de máximo 10%. La Superintendencia de Industria y Comercio está cada vez más alerta a este tema y puede abrirle investigaciones y sancionarlo.
  7. Expresión de los precios: Si decide que va a expresar los precios en miles, no olvide dejarlo claro y expreso en el menú. Esto podría ocasionar que un consumidor le arme pelea y hasta interponga una denuncia ante la Superintendencia de Industria y Comercio.
  8. Incluya una breve descripción del producto: Si bien esto no necesariamente le ahorrará problemas legales, sí disminuirá las preguntas del consumidor y, por lo tanto, el tiempo de atención por cada uno. Además, habrá más posibilidad de que aquello que se imagina el consumidor, coincida con el producto que usted ofrece y, en consecuencia, tenga menos platos devueltos.
  9. Finalmente, no se le olvide verificar la limpieza y buen estado físico de la carta que pasa a sus comensales: Incluya siempre, en cada página, el nombre de su establecimiento, datos de contacto y redes sociales. Esto hará que si alguien toma una foto siempre pueda identificar a cuál establecimiento corresponde. Si puede, colabore con la inclusión de personas con discapacidad visual e ingéniese un recurso en braille o en audio.

 

También le puede interesar: ¿Qué papel juega la fotografía en la Ingeniería del Menú?

 

 

Por: Maria Paz Mejía y Diego Márquez Arango, líderes del equipo de alimentos y bebidas de “Del Hierro Abogados”.