Este modelo de negocio viene tomando fuerza en los últimos años donde los dueños o gerentes de los hoteles deciden abrir las puertas de sus restaurantes para que no solo los huéspedes disfruten de sus propuestas gastronómicas, sino que cualquier tipo de comensal pueda venir a visitarlo. O incluso, alquilan un espacio dentro del hotel para que las personas desarrollen su propia propuesta de negocio restaurantero.

Pero, ¿cuáles son los beneficios y los retos de este modelo de negocio para que muchas personas decidan implementarlo?

Tener un restaurante dentro de un hotel es mucho más rentable que tener un establecimiento aparte porque el hecho de que esté implícito en un espacio como estos, implica que varios huéspedes van a querer ir a comer allí porque es un servicio adicional que se le da al cliente. Entonces, esto genera mayor seguridad al propietario o gerente del restaurante u hotel, porque siempre van a tener clientela fija.

Además, el concepto de la gastronomía de los hoteles se está renovando y están innovando en la experiencia que le ofrecen al comensal. De esta manera esperan cautivar la atención de más personas y que esta propuesta se vuelva exitosa.

Conozca a continuación algunas de las propuestas que están realizando algunos hoteles con sus restaurantes:

Restaurante La Ventana (Hotel Hilton)

El servicio es el elemento más importante para este restaurante porque buscan ofrecerle a los comensales una experiencia única que los fidelice a su negocio.

Además se diferencian con los demás por la historia que le colocan a cada platillo que va desde la escogencia del proveedor y los productos, hasta la creación de cada plato que es único.

En el 2018, esperan seguir innovando en aspectos como la carta, la decoración y las vajillas; a a la vez que buscan diversificar su oferta realizando brunch y abriendo espacios como ‘the girls night out’ y uno para eventos con vista a los cerros en el piso 15 donde todas las semanas se realizará una noche loca para que la gente tome unas cosas y disfrute con sus amigos.

Así la experiencia cada vez, se vuelve más completa con un excelente servicio.

Para ver la nota completa ingrese aquí.

Restaurante El Mirador (Hotel Opera)

Para este restaurante, la innovación es fundamental para captar la atención de los comensales. Por eso mezclan herramientas como el neuromarketing, la administración, gestión y negocios, mercadeo, entre otros; para saber cuales son las necesidades y gustos del público objetivo con el fin de innovar en ello.

El concepto que maneja el chef Luis Miguel Rangel en El Mirador es Street Food saludable combinado con cocina popular. Sus creaciones las realiza por medio del método de Food Pairing que le permite modificar e innovar su carta al ayudarle a realizar mezclas de ingredientes para que sean más llamativas al cliente.

En el 2018, van a desarrollar un área que se llama I+D donde van van a utilizar todas las herramientas para crear platos renovados con los que los clientes siempre experimenten cosas nuevas y agradables.

Ahora, el chef está investigando nuevos procesos de cocción e ingredientes de la costa, sur de Colombia y la zona andina, para traer a sus preparaciones las raíces de Guatavita, Guasca, entre otros. Finalmente, para él, si no hay innovación, no hay rentabilidad.

Para ver la nota completa ingrese aquí.

Restaurante Circo (Hotel Marriott)

En 2017 abrieron dos restaurantes Circo Terraza , uno en el Cali Marriott y otro en el Bogotá Marriott. Restaurantes como este abren bajo el concepto Place to Be.

“Es una estrategia que busca que el hotel se sienta vivo, que no sea aburrido y tenga accesibilidad al público local. Hemos desarrollado conceptos sencillos, populares y a precios económicos. No queremos ser mejores sino diferentes”, asegura Fernando Fernández, gerente general de Marriott Bogotá.

Esta iniciativa no solamente considera a los restaurantes como establecimientos gastronómicos dentro de la oferta de la ciudad, sino también como espacios disponibles para público general y corporativo que desee realizar allí sus eventos.

“Entendemos los centros de consumo como una estrategia de largo plazo para posicionarse más allá de los cuartos, que son los más fácil y lo más rentable; pero no siempre lo más fácil garantiza el éxito. The Place to Be es una decisión estratégica pero no financiera”, agrega Rodolfo Schierloh, gerente general del JW Marriott.

Place to Be fue portada de Revista La Barra en la Edición 95.

Restaurante Ciengramos (Hotel Click Clack)

El restaurante Ciengramos ha sido conocido por el concepto de sus platos que pesan exactamente eso: cien gramos. El hotel busca dar de qué hablar con su nuevo concepto De Picos Pardos donde lo absurdo le abre paso a una noche que inspirará conversaciones jugosas, encuentros inesperados y provocará los gustos más exigentes.

Aprovechando la riqueza del espacio, se rescataron elementos que hacen alegoría a la carnicería tradicional, los mercadillos típicos españoles donde todo gira en torno del placer del comer y compartir. Es una puesta en escena que atacará los sentidos ofreciendo una experiencia donde se podrá compartir en un innovador concepto de charcutería con un ambiente cálido y agradable.
El Hotel Click Clack apoyará el talento local invitando artistas locales proponiendo una diversa oferta de música en vivo que contará con los distintos géneros del jazz, funk y soul que sorprenderá a sus comensales cada jueves; además de presentarse en formato de jam que les permitirá acercarse al público.