Llega a Colombia una plataforma en línea y aplicación móvil “BYHOURS” que busca dinamizar el sector hotelero a través de su servicio de microestancias donde los clientes podrán reservar habitaciones en paquetes de tres, seis y doce horas.

Alrededor de 2.700 hoteles en el mundo ya lo están implementando como por ejemplo los pertenecientes a las cadenas de hoteles Marriott, Hilton y Accor. En Bogotá ya existen cerca de 70 hoteles y esperan aumentar su oferta a departamentos como Medellín, Cartagena, Barranquilla, entre otros.

“La tecnología está ayudando a que la industria hotelera pueda ofrecer nuevas formas de alojamiento que respondan a las necesidades del cliente de manera específica, es decir, de forma especializada”, explicó el presidente ejecutivo de la compañía, Guillermo Gaspart.

Esta plataforma es un medio complementario porque busca optimizar las habitaciones vacías más no ofrecer estadías por día como comúnmente se hace. Según él, la ocupación media de un establecimiento como estos es de 58%. De cien habitaciones que puede tener un hotel, generalmente están vacías 48, que se deberían ofrecer en el mercado por horas para que de esta manera se aumente la rentabilidad de su negocio y se obtengan mayores ingresos. Por ejemplo, en hoteles de cinco estrellas, la rentabilidad puede llegar a aumentarse en $200 mil dólares al año.

“Esta plataforma se convierte en el canal perfecto para complementar sus ventas y vender habitaciones o revender habitaciones vacías o las ya reservadas antes del check-in del huesped”, afirma Christian Rodríguez, cofundador y CEO de la startup BYHOURS.

Para acceder a esta herramienta, los propietarios o administradores del hotel deberán ingresar a la plataforma e inscribirse. El servicio es gratuito por lo que no implica otro costo para la empresa, pero si una posibilidad de ganar más dinero.

Esta idea nació como una respuesta innovadora a las necesidades que tienen las personas en este momento de tener mayor flexibilidad con sus reservas y tiempo. También, como una forma de competir ante Airbnb que se ha convertido en una amenaza para la rentabilidad del sector.