cali mio freca tradicion lugaresEl grupo CBC, propietario de Cali Mío, abrió un nuevo punto de este restaurante bajo un concepto que exalta la comida típica colombiana.

Cali Mío se transforma con su nuevo formato Cali Mío Fresca Tradición, el cual ofrece a los comensales una nueva experiencia de la comida colombiana, en donde se incluyen platos como carnes típicas, ceviches y postres con ingredientes colombianos.

Las palabras “Fresca Tradición” también implican un cambio de imagen y un nuevo estilo de servicio. Este nombre hace referencia a la frescura de los ingredientes que emplean para la preparación de cada plato y la tradición porque no dejan de lado los platos que siempre han estado presentes en este restaurante.

“El concepto de Cali Mío da una nueva interpretación a la cocina| colombiana bajo un concepto de comida gourmet. En este formato tenemos un servicio premium para los comensales y una infraestructura organizada en forma de casa que da un aire familiar e invita a disfrutar las diferentes preparaciones”, asegura Alejandro Beltrán, chef ejecutivo de Cali Mío.

La creación de este concepto tardó dos etapas de una año cada una. En un periodo de 12 meses se realizó la elección de los platos que conformarían el menú y lograran abarcar una comida tradicional de varias regiones del país. El diseño arquitectónico fue realizado de la mano de Terranum Arquitectura y SCD, quienes plantearon un diseño de casa antigua para que los comensales se transportaran a un ambiente familiar.

Diseñamos este nuevo restaurante inspirados en una casa, con las diferentes áreas en donde una familia comparte sus días, como son la sala, el comedor, el estudio y el patio. Pensamos en diseñar un ambiente acogedor y cálido”, dijo María Mercedes Sabogal, gerente Comercial del Grupo.

Además, la cadena implementará un sistema de domicilios que permita que sean más los clientes interesados en convertirse en clientes frecuentes de Cali Mío. Este servicio estará operado por la misma compañía y cubrirá un área cercana a la ubicación del restaurante.

La inversión que realizó la compañía fue de $750 millones y se espera que se inicie un proceso de expansión con la apertura de nuevos puntos de este nuevo formato en Bogotá y la transformación de otros que operan bajo el concepto tradicional.