RestauranteEn cualquier restaurante, el servicio que presten los empleados es la satisfacción que se verá reflejada en el cliente, pero la falta de experiencia puede jugar en su contra.

Los KPI’s son indicadores que proporcionan información relacionada con el rendimiento del establecimiento. De esta manera, al entender estos datos, usted podrá controlar errores y optimizar el rendimiento de su negocio. ¿Cuáles son las tres métricas básicas para tener en cuenta en su restaurante y cómo medirlo?

1. Servicio por mesa:
Mide la cobertura promedio de cada empleado en la maximización de las ventas de su sección. La efectividad de cada uno en su cobertura de mesas es esencial. Para esto puede tener un sistema basado en la nube e integrarlo con su TPV.

2. Up-selling
Algunas veces, los empleados nuevos pueden no cumplir sus metas de ventas debido a que no saben cómo vender los productos. Un buen entrenamiento y conocimiento del menú, con descripciones específicas, es un elemento importante para que los comensales ordenen más.

3. Costos de la comida
Algo que puede traer un gran impacto en su negocio es tener un cocinero nuevo, ya que estos pueden medir las porciones incorrectamente y generar más desperdicio. Usted puede identificar cuáles son los turnos en los que este es mayor, para así tomar medidas correspondientes

4 Costo de producción
Se relacionan con los costos que se deben considerar durante el proceso de transformación de materias primas a productos terminados, como: mano de obra, cocineros, meseros,  alquiler, servicios, mobiliario, dotación, equipos, etcétera.

Costo materia prima +  trabajo = costo de producción

5. RevPAsh
Este indicador mide las ventas de platos durante un tiempo determinado, divido entre los puestos disponibles. Se usa para identificar las franjas horarias de mayor y menor afluencia de clientes al restaurante. Conocer este dato le permitirá tomar acciones como estrategias promocionales para atraer más público en horas valle, reorganización de la planta de personal, entre otros.

Cuando identifique un problema en sus operaciones, la manera más fácil para arreglarlo es con programas de entrenamiento o entrenamiento uno a uno. La parte más difícil es coleccionar los datos para llevar a cabo las métricas.