En la pirámide de oferta restauradora en Colombia, es el que concentra mayor consumo, mayores ventas y mejores probabilidades de crecimiento. Se expanden los gigantes, vuelven otros grandes y habrá para todos, según explicaron diversas fuentes en este especial de la edición 34 que está en circulación.

¿Qué es comida rápida?

Es importante volver a lo básico. La comida rápida es toda la comida que pueda ser preparada y servida en poco tiempo. De esta forma, es un formato en el que pueden incluirse hamburguesas, pizza, pasta, pollo, mexicana, oriental, por ejemplo. Otra de las condiciones de la comida rápida es que cuente con una preparación de menor calidad en comparación a la comida casual, pero, por obvias razones con los ingredientes adecuados. Debe obedecer, igualmente, al desarrollo urbano de las ciudades, cuyos habitantes necesitan restaurantes donde puedan comer con velocidad.

Oportunidades de negocio en el país

Actualmente, y ante los efectos de la desaceleración, existen igualmente grandes oportunidades de expansión, y prueba de ello, son las recientes aperturas. En la categoría de asaderos de pollo, iniciativas como la del Grupo CBC de inaugurar 20 puntos y de posicionarse en 2012 como la cadena de restaurantes de pollo más grande del país, resuenan fuertemente; en el tema de hamburguesas, McDonald’s adelanta una estrategia en la que ha abierto siete nuevos puntos en lo que va corrido del año, mientras que el regreso de Burger King al país con sus cuatro puntos este año, y los 20 que piensan inaugurar en un plazo de cuatro años, son un importantísimo indicador de que para la hamburguesa, hay aún bastante mercado. En el tema de pizzerías, Jeno’s y Pizza Pizza, por ejemplo, están constantemente expandiéndose –la primera, un punto en Santa Isabel, en Bogotá, y la segunda incursionando positivamente en el formato Food Court–.

Comida rápida, el segmento más grande del país

 

Desaceleración, oferta y precios

La recesión económica mundial y su coletazo en el país han llevado al sector de la restauración a dinamizar la oferta del menú y reducir el impacto en el consumidor, en términos de precio. La comida rápida, siendo una de las opciones más baratas, igualmente ha tenido que asumir una estrategia de minimización de precios sin impactar en la oferta o la calidad de los productos. En la actualidad, las grandes cadenas del segmento han reaccionado ingeniosamente y han introducido combos de menor valor, nuevos sabores, promociones para fidelizar al cliente y construir marca. Aquellos que logren el equilibrio entre calidad y precio, lograrán esa fidelización tan importante en esta época de crisis.

En la edición impresa de la edición 34 encuentre el artículo completo con:

• Tamaño del mercado y gasto per cápita en comidas rápidas
• Ranking por tipo de comida consumida durante el 2008
• Perfil del consumidor de comida rápida
• Los líderes en ventas durante el 2008 en este segmento

Además:
• ¿Cómo crecer en el sector de la restauración? Gasto destinado para restaurantes pasó del 6% al 4% ¿Qué hacer al respecto?
• Archie’s, modelo de operación para cadenas
• Panadería y pastelería: claves para mejorar
• Implicaciones del incremento del precio de café de exportación.