La tasa de rotación de personal en la restauración es alta, pero eso no quiere decir que el restaurante tiene que sufrir por un nuevo integrante. Así solucionará esos precedentes.

“Antes de empezar a construir un equipo, con o sin experiencia, debemos recordar que las personas aprenden de manera diferente todo, algunos visuales o prácticos, otros aprenden sentados en una reunión”, dice Andrew Carlson, columnista experto en el negocio de la hospitalidad.

De acuerdo con el experto, si le dice a una persona del restaurante que lleve tres platos sin utilizar una bandeja, esa persona encontrará la manera, así no sea la adecuada; ahí es cuando el gerente debe mostrar el método correcto para hacerlo. Por lo tanto, la próxima vez que haga un cambio en el negocio explique que “este es el cambio que haremos ya sea X, Y o Z”.

Aunque, si el personal no está cumpliendo las políticas o procedimientos debería solucionarlo de la siguiente manera, según Andrew:

  • ¿Estaba capacitado en esto? De ser así ¿cómo se capacitó para hacerlo?
  • Si no fueron entrenados, la única persona que se puede culpar es usted. No se puede molestar con algo que no sabían.
  • Si fueron entrenados y hacen caso omiso al procedimiento necesita llegar al fondo de la situación, pregúnteles si están inconformes con la metodología.

 

Al tener esa conversación abierta con el persona usted entenderá sus preocupaciones y podráactuar a tiempo ante la falta de aprendizaje. Estos espacios con el equipo construyen lealtad a la marca debido a que todas las personas que trabajan allí están dispuestas a escuchar sus ideas.