En el marco de Chocoshow tuvimos la oportunidad de entrevistar a Jairo Pachón, director de unidad de negocio de Artegel Italia (marca copatrocinadora del evento), quien nos contó acerca del panorama del sector de Chocolate en Colombia.

La Barra: ¿Cómo está el panorama del sector del Chocolate?

Jairo Pachón: Es un sector con un desarrollo bastante fuerte. Hemos sido testigos en los últimos tres años de un ritmo mucho más acelerado y no solo del sector cacaotero como productor, sino de la integración de toda la cadena hasta llegar al nivel final de transformación que es realmente donde se puede agregar mayor valor al producto.

Es un sector muy dinámico que está creciendo y apenas estamos viendo el futuro tan grande que puede tener.

Últimamente hemos visto que ha pasado de ser una moda a ser un reconocimiento a un producto de altísima calidad que aún no teníamos conciencia de su transformación.

La Barra: ¿En qué proyectos están trabajando con la Asociación colombiana de Cacaoteros?

Jairo Pachón: Hemos trabajado de la mano con Fedecacao, ellos por su parte impulsando a los productores y nosotros a los transformadores para que al unir esas dos puntas se vea mucho más el esfuerzo, el desarrollo y lo que se puede hacer en el país.

La Barra: ¿Por qué es importante estar presente en un escenario como Chocoshow?

Jairo Pachón: Nosotros estamos como copatrocinadores dentro del evento. Desde el punto de vista de aporte tecnológico y de conocimiento del mercado nos quisimos unir a esta iniciativa. Además, tenemos un stand propio y estamos apoyando todas las actividades que tiene Fedecacao con tecnología, materia prima y participación de nuestros técnicos.

La Barra: ¿Qué deben hacer todos aquellos que trabajan en el sector del chocolate?

Jairo Pachón: Lo primero es capacitarse para conocer el producto que tienen y la versatilidad que puede llegar a tener. También es importante participar en este tipo de eventos porque genera un relacionamiento fuerte y les deja ver cómo se están desarrollando las cosas en el mundo.

Es importante que se mantengan siempre abiertos a ver qué se puede desarrollar diferente, romper el esquema de lo clásico y pensar fuera de la caja.