Como dueños o administradores de un negocio, siempre se busca la excelencia para complacer a los clientes y brindarles la mejor experiencia. Esto con el fin de que vuelvan a su establecimiento y no se vayan a la competencia.

Sin embargo, muchas personas llegan a pensar que este proceso de mejoramiento y evolución es un paso difícil, pero no lo es. Solo se necesita de voluntad, sentido común y tener en cuenta algunos tips para lograrlo.

La Barra le cuenta cuáles son los pasos que no debe perder de vista para que el funcionamiento de su restaurante, hotel o bar sea cada vez mejor:

1. Manual de servicio del restaurante: Escriba una lista que explique a sus empleados cómo quiere que sea el servicio en su restaurante. Después, resuelva las dudas que puedan tener sus trabajadores frente a este manual de instrucciones. Recuerde que si las normas no están escritas, no son claras ni tangibles, y por lo tanto, son difíciles de cumplir.

2. Motive y concilie con sus empleados: Gran parte del éxito de un negocio consiste en que su equipo de trabajo este contento y sienta que tiene sentido la función que realiza. El pago también es fundamental para que los empleados se sientan a gusto en una compañía, junto con otros temas como el horario, las vacaciones, entre otros. Por eso, es importante conciliar estos tópicos con sus trabajadores, con el fin de llegar a los mejores acuerdos que beneficien a las dos partes.

3. Capacitación
La capacitación es fundamental para que tanto la empresa como para los empleados. Esto no solo trae desarrollo para la empresa, sino que aporta a la vida personal de cada trabajador. A la vez, que los hace partícipes de un proceso y les genera pertenencia por la compañía.

4. Organiza el trabajo de cada día
Reúna a su personal todos los días antes del servicio y revise con ellos el plan de trabajo, los puntos débiles, las reservas y qué es lo que les interesa vender ese día. En este momento, es importante recordarles a las personas la importancia de la buena actitud con el cliente.

5. Sin herramientas no se puede trabajar
Es necesario que el restaurante tenga las herramientas necesarias para poder realizar todos los alimentos que se ofrecen en la carta. Si se desea que en la carta haya asados, es necesario tener hornos, entre otros.

6. Planifique
La planificación es fundamental para que no surjan imprevistos. Esto proporciona más profesionalidad y competitividad en el mercado. Para ello, es fundamental el uso de herramientas informáticas que permiten medir el flujo de clientes y orientar las compras de productos, organizar el personal, entre otros.

7. Aprenda de los problemas
Es importante realizar una reunión semanal o quincenal para hablar diferentes temas como los problemas, con el fin de que no se vuelvan a repetir.

8. Cada uno tiene su lugar
Cuando se va a formar el equipo de trabajo es importante tener en cuenta que la actitud de las personas es fundamental para el sector de la hospitalidad, sobre todo de aquellos que entran en contacto directo con el cliente. Por eso, lo más inteligente y rentable es que cada uno ocupe el lugar acorde con su personalidad. Encuéntreles el mejor lugar a cada uno de sus trabajadores.

9. Trabajar con protocolos
El sector de la hospitalidad depende de un buen servicio. Este requiere también de protocolos que establecen la forma en que se deben atender las llamadas, lo que hay que decir cuando un local está lleno y no se admiten reservas, entre otros. Estas acciones estandarizan la forma de actuar del equipo y no dejan campo a la improvisación , que le puede jugar una mala pasada.

10. Tenga cuidado con el mantenimiento
Mantener el restaurante en buen estado, es fundamental para este mercado. Por ello, los empleados deben de preocuparse por mantener todo en perfecto estado e impecable. Hay que estar pendiente de todo: del mobiliario, del papel en el baño, de los manteles limpios, etc. En eso se fija el cliente. Por eso, el personal debe estar muy pendiente de estos detalles.

Información tomada de: Gastroactitud