El sistema de audio, el mobiliario, la iluminación, los accesorios y cada elemento de un restaurante tienen el propósito esencial de cautivar y persuadir a los consumidores, lo cual incrementa en un 50% la experiencia de usuario.

Las personas responden positiva o negativamente según los estímulos recibidos durante su estancia en un establecimiento. Esta respuesta está ligada, en primera instancia, a las expectativas de la marca, del servicio y de la comida; y en segunda medida a lo percibido por el oído y los ojos gracias a los sistemas audiovisuales del lugar.

“De hecho, un sistema de audio de alta fidelidad y bien calibrado con un rango de frecuencias adecuado para el comportamiento acústico del lugar, aporta hasta el 50% de la experiencia de un comensal; el otro 50% lo deben ofrecer el servicio, la sazón y el mobiliario”, afirma Leonardo Trillos, consultor en sistemas audiovisuales y asesor externo de TecnoMultimedia InfoComm.

Es por esto que las empresas del sector gastronómico deben invertir en sistemas de audio, video e iluminación adecuados. En este sentido, los restaurantes deben tener clara la personalidad y el concepto estético de su marca, y bajo esta premisa, diseñar  unos criterios y normas técnicas sin olvidar las necesidades de comunicación del consumidor.

Un buen sistema de audio aumenta las ventas de un restaurante, el éxito de una experiencia culinaria se fundamenta en un buen sistema de sonido distribuido; esta y muchas otras tendencias de audio, video, iluminación y domótica serán expuestas en Corferias del 11 al 13 de octubre en el marco de TecnoMultimedia InfoComm.