Si bien una plazoleta permite diversidad gastronómica, no todos los negocios están hechos para que funcionen allí. Hay un factor tiempo, que debe tener en cuenta todo quien le apunte a las ventas en centro comercial.

Una de las características comunes de los restaurantes de plazoleta, es la rapidez con la que despachan sus pedidos. Y es que expertos en el sector indican que un plato no debe tardar más de 10 minutos en salir listo a la mesa.

Por esta razón, antes de acudir a la plazoleta como opción, haga un estudio cuidadoso de su restaurante, conozca bien su personal, sus debilidades y fortalezas y asegúrese de cumplir con este requisito.

“En plazoleta te obligas a ser muy eficiente, bueno y barato”, dice al respecto Natalia Gutiérrez, de Macondo y De Locos.

De hecho, se calcula que el tiempo máximo de espera para un cliente debe ser de 16 minutos y esto, únicamente, en temporada alta.

¡OJO CON LOS COSTOS!

Pero como dice el refrán, cuidado, porque “de eso tan bueno, no dan tanto”. Quien decide apuntarle a un centro comercial como el punto para ubicar su restaurante, debe tener claro que los costos del metro cuadrado son bien altos.

“Ya se volvió como negocio para los propietarios. Entonces el metro cuadrado de un restaurante es supremamente costoso. Incluso superior al del local que se va a dedicar al negocio de la ropa”, explica la gerente de Macondo y De Locos.

Y estos elevados precios en el canon de arrendamiento obliga a los restaurantes a tener que vender mucho, para poder cumplir con sus obligaciones mensuales y no verse en problemas o ante un inminente riesgo de quiebra.

Sin embargo, para Carolina Hoyos Bojanini, fundadora del proyecto Sarku Japán en Colombia, estos costos se ven recompensados por las garantías que entrega el centro comercial.

“Estar en la calle tampoco es fácil. Los arriendos en centro comercial sí son

costosos, pero hay muchos beneficios como las cámaras de seguridad, el aseo compartido, el parqueo, la disposición de las basuras”, dice Bojanini.

Expertos en el negocio de comida en plazoletas de centros comerciales entregan los siguientes consejos para que su restaurante no se le convierta en un dolor de cabeza:

  • Mire la competencia: En comida rápida el precio tiene que ser competitivo. No olvide que en plazoleta el cliente tiene muchas más opciones y si el costo de sus platos no es atractivo para el bolsillo del consumidor, seguramente su restaurante no será la primera opción.
  • Nunca tenga precios diferenciados por el sitio. Para aquellos que tienen varios puntos de venta, en diferentes centros comerciales, es importante tener en cuenta que los precios en las cartas deben mantenerse fijos, ser pactados por la media, para que el cliente no se lleve sorpresas y mantenga fidelidad.
  • El costo promedio de un plato en plazoleta de comida está entre los $18.000 mil pesos y los $25.000 mil pesos.
  • Bueno, bonito y barato. La presentación ya importa. La gente no solo busca cantidad, sino calidad y todo por un precio accesible.

(También le puede interesar: No se pierda la primera ruta gastronómica del año)