Destacado%20%281%29La estrategia de McDonalds para incrementar sus ventas, en principio, fue un éxito rotundo, pero con el tiempo empezó a convertirse en un problema.¿Por qué?

Desde octubre de 2015 McDonald’s tomó la decisión de no restringir la venta de desayunos en sus puntos de venta en Estados Unidos, permitiendo que el consumidor pudiera acceder a esta oferta en cualquier momento del día. Pese al éxito inicial, hubo un detalle que no se calculó.

Al ser una oferta más económica para los clientes, estos empezaron a dejar de comprar otros productos que tradicionalmente consumían a la hora del almuerzo o la cena. De esta manera para el cuarto trimestre de 2016 las ventas de la compañía cayeron por 1.3%, comparado el mismo periodo del año anterior.

La estrategia de “desayuno todo el día”,  si bien no fue incorrecta, tal vez no tomó en cuenta que el factor del precio sería determinante para la decisión de compra del consumidor, que sin importar la hora del día, en ciertos casos, prefiere lo más baratos. Así lo explicó el especialista Neil Saunders,  de la firma de investigación de mercados Conlumino.