PIB%20TERCER%20TRIMESTREDólar, escasez de productos y los paros (agropecuario y de transportadores) afectaron de manera importante el comportamiento del sector de restaurantes en este 2016. Así lo aseguró Claudia Barreto, presidente ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodrés), al analizar las cifras que demuestran que el sector cayó 2,3% en el Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre del año en curso, frente al mismo periodo de 2015, y que en lo corrido del año solo creció 0,3%, según el Dane.

La situación que enfrentaron los restaurantes que importan sus insumos y los que compran localmente son muy distintas, explicó la experta de un sector que cuenta con 440.000 establecimientos (incluyendo cafeterías), según las cifras oficiales.

Si la materia prima de los alimentos preparados que se venden son de origen internacional, la fluctuación del dólar es un importante reto, explicó la líder gremial. De acuerdo con la Superintendencia Financiera de Colombia, 2016 fue un año de altas fluctuaciones en la TRM con un promedio por dólar de $3.054 y una moneda que osciló entre $2.833, como valor mínimo, y $3.403, como precio máximo.

La escasez se presentó por “el Fenómeno del Niño y de la Niña, lo que implicó que se aplazaran cosechas o que se arrasaran cultivos y se presentaran momentos de escasez de frutas y verduras, o productos del agro”, afirmó Barreto. También por cuenta de dos paros (agricultores y de transportadores) que afectaron la movilidad de alimentos y con esto los precios de los productos y su oferta en las plazas de mercado.

Para el fundador de Raddar, Camilo Herrera, el bajo dinamismo del sector se explica por cuenta del menor gasto de los hogares que “ha golpeado fuertemente las comidas por fuera del hogar, debido a que el mayor precio de los alimentos ha contraído diversos gastos en la canasta de los hogares, retando al sector de restauración de una manera fuerte”.

El gasto per cápita para la comida fuera del hogar tiene una tendencia ascendente que se ubicó en $22.604, pero viene “perdiendo su dinámica, y el pocketshare ha perdido participación desde 2013, debido al aumento de la inflación”, agregó Herrera.

La expectativa no es del todo negativa, pues de acuerdo con Herrera es 2017 el año en el que se notarán las nuevas estrategias de los restaurantes, será un momento de “recuperación y redefinición del mercado”. Para la muestra está Local by Rausch “con una propuesta innovadora sobre sabores locales colombianos”.

Grupo Nutresa fue una de las compañías que logró sortear el escenario desalentador y obtuvo crecimientos a tercer trimestre del año como resultado conjunto de las marcas que opera, entre ellas, Hamburguesas El Corral, El Corral Gourmet, Leños & Carbón, Leños Gourmet, Beer Station, Papa John’s, Krispy Kreme y Taco Bell. “A pesar del incremento en el costo de las materias primas y de los costos de operación, hemos evitado transferir el 100% de esos costos con el objetivo de no impactar el volumen de las transacciones”, dijo Juan Chusán Andrade, Vicepresidente de Alimentos al Consumidor de Grupo.

Entre enero y septiembre de este año las ventas totales del Grupo en Colombia ascendieron a los cerca de $325.000 millones y en el tercer trimestre fueron 4,2% superiores a las del mismo período de 2015, mientras que las del segundo trimestre lo fueron en un 5,5%. Al final, Grupo Nutresa reportó al cierre del tercer trimestre un margen Ebitda para el negocio de 14%.

La expectativa para finalizar el año no es menor al comportamiento de sus restaurantes a septiembre, teniendo en cuenta que “tradicionalmente es bueno para el negocio, especialmente diciembre, debido a las fiestas de fin de año”, dijo Chusán.

La clave del éxito para este Grupo es la promesa de valor que es entregada a cada uno de sus comensales: “unos locales y ambientes atractivos; un servicio inigualable por parte de nuestros operadores en los restaurantes, y una calidad de nuestros productos excelente”.