El Café de Buenos Aires regresa al sector céntrico

El miércoles de la semana pasada se reinauguró El Café de Buenos Aires, un lugar que se abrió hace nueve años, con la idea de crear un restaurante temático argentino, pero que poco a poco se convirtió en una casa de tango. El Café regresa al sector céntrico, esta vez cerca de la Plaza de Bolívar, después de ubicarse en la Candelaria y de trasladarse al Centro Internacional…

 

 

 

El miércoles de la semana pasada se reinauguró El Café de Buenos Aires, un lugar que se abrió hace nueve años, con la idea de crear un restaurante temático argentino, pero que poco a poco se convirtió en una casa de tango. El Café regresa al sector céntrico, esta vez cerca de la Plaza de Bolívar, después de ubicarse en la Candelaria y de trasladarse al Centro Internacional.

María Teresa López, una de las fundadoras del proyecto, comenta que este año El Café de Buenos Aires tendrá un mayor énfasis en la gastronomía gaucha. Aunque se reducirá el salón de baile, el último viernes de cada mes se realizarán actividades con tango, donde la gente podrá bailar este ritmo.

El diseño de la carta fue un desarrollo conjunto de María Teresa y su familia, además han ido formando a sus empleados en la preparación y presentación de los platos, no obstante, cuentan con un chef argentino que conoce la gastronomía de su país.

Dentro de la carta se ofrecen platos como el típico corte argentino, carnes en salsa de Malbec, acompañamientos como canapés y las empanadas argentinas. De igual forma, en el café solo es posible encontrar vinos argentinos.

La idea de abrir un café al estilo argentino surgió después de que se consolidó el proyecto “Mi Viejo”, el primer restaurante argentino que se abrió en la Candelaria, en el cual participó María Teresa. “Decidimos acercarnos más al concepto del café, hacer un restaurante que tuviera un parecido con los cafés de Buenos Aires; capturar la esencia de esta tradición”.

Aunque los clientes han rotado con los cambios de sede que ha tenido El Café de Buenos Aires, siguen asistiendo los fanáticos del tango, de la gastronomía argentina y de toda una cultura que se buscó recrear en este sitio.

Según María Teresa la idea de reabrir el Café en el sector céntrico se debe a que: “Nos agrada la cercanía con la Candelaria, porque nos identifica con el concepto que nosotros tenemos del restaurante que hemos creado para Bogotá – y añade- esto es más como nosotros, más sencillo, más bohemio, absolutamente cálido”.

La noche de reapertura estuvo auspiciada por Trivento, la casa de vinos que ha apoyado las actividades realizadas por El Café de Buenos Aires. De igual forma, los asistentes tuvieron la oportunidad de presenciar una demostración de tango a cargo de los bailarines Jorge y Luisa.

 

Redacción Área Web Revista La Barra

Fotos: La barra