En el 2018 se realizó en Colombia la primera versión de La Noche del Chocolate Belga, certamen que es carta de presentación en el mundo de este producto bandera de la gastronomía del país europeo. El evento realizado el año pasado en Bogotá despertó tal entusiasmo, que la Embajada de Bélgica en Colombia decidió entregar al público en este 2019 una manera diferente de celebrar el chocolate belga.

Así, con el apoyo del grupo ZONAK , liderado por el reconocido empresario de la gastronomía mundial , el señor Leo Katz; así como con el nuevo restaurante belga en Bogotá Le Pain Quotidien, y con el respaldo de Puratos-Belcolade, la marca  que provee chocolate belga a panaderos y chocolateros, y con la ya reconocida presencia del maestro chocolatero belga Serge Thiry, la primera semana de abril se vivió en Bogotá, una verdadera fiesta del chocolate belga.

¿Pero, qué hace tan especial al chocolate belga? 

Los maestros del tema aseguran que es el mejor chocolate del mundo, porque utilizan la calidad más exclusiva de cacao. Otra de las cualidades es la especial atención al proceso de la torrefacción (proceso químico de las habas), pero también la calidad del azúcar que se utiliza, la cantidad de cacao, además de la pasión de sus artesanos y la calidad de su chocolate industrial.

La carrera meteórica del chocolate belga puede sustentarse en las cifras: las fábricas de Bélgica producen 220.000 toneladas de chocolate al año, lo que les genera 57 millones de euros; cada hogar gasta un aproximado de 240 euros anuales, una de las cifras más altas en Europa, sólo comparable con las de Suiza, donde el chocolate es también producto estrella.  Bélgica cuenta con más de 2000 chocolaterías en todo el país y cada habitante consume en promedio 7,3 kilos al año de este manjar. Paradójicamente no hay problemas de peso; por el contrario, está ampliamente reconocido su consumo funcional, al que atribuyen, además, la buena salud emocional.

Celebrando el chocolate belga

Para la embajadora de Bélgica en Colombia, Sra. Jana Zikmundova, “celebrar el chocolate belga es una forma de rendir homenaje a nuestra tradición, compartiendo con Colombia las bondades de nuestro producto nacional. Estamos muy contentos de que esta nueva versión de homenaje al chocolate belga, haya estado al alcance de muchos bogotanos, en las diferentes presentaciones que ofrecieron los restaurantes participantes ”.

Para que esto fuera posible, Colombia cuenta con la presencia de la marca Puratos-Belcolade, a través de su empresa representante T-Vapan 500.  Juan Manuel Lara, gerente de la compañía, afirmó: “para esta celebración del chocolate belga en Colombia, nos reunimos con los equipos técnicos (panaderos, reposteros, chocolateros) de los restaurantes Le Pain Quotidien y del Grupo ZONAK, en un importante intercambio de conocimientos, que nos permitió no solamente brindar una experiencia única durante una semana para que los paladares bogotanos degustaran el delicioso sabor del chocolate belga en diferentes preparaciones, así como mantener en las cartas de estos establecimientos de manera permanente, el deleite del chocolate belga”.